Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Ayuntamiento de Madrid prohíbe circos con animales salvajes

La administración de Manuela Carmena ha considerado no autorizar permiso para instalarse o presentarse, a circos que en sus espectáculos incluyan animales salvajes.

Madrid prohíbe los circos con animales salvajes EFE
Madrid prohíbe los circos con animales salvajes | EFE

ESPAÑA.- Dado que el Gobierno de Carmena consideró que las instalaciones de los circos no satisfacen las "condiciones fisiológicas, mentales y sociales de los animales" ni respetan su bienestar. Por ello, el Consistorio no autorizará la instalación de los circos que en sus espectáculos incluyan animales salvajes.

TE RECOMENDAMOS: Sale del hospital la niña que recibió 11 puñaladas en un asalto

Manuela Carmena consideró en su administración, aprobar el pasado jueves, la prohibición de instalación para los circos itinerantes que utilicen en sus espectáculos, animales salvajes.

El Gobierno de la capital aprobó la modificación de la ordenanza reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales, de 2001, puesto que considera que las instalaciones circenses no satisfacen las "condiciones fisiológicas, mentales y sociales de los animales" ni respetan el bienestar animal, han informado fuentes municipales.

Desde entonces, el grupo municipal socialista ha apremiado en varias ocasiones al Ejecutivo de Manuela Carmena a cumplir con esta prohibición impulsada en la recta final de la legislatura.

El Ayuntamiento se basa en una recomendación de la Federación Veterinaria Europea (FVE), donde se advierte sobre las necesidades de los animales, mismas que "no pueden satisfacerse en un circo itinerante, especialmente en lo que respecta al alojamiento y a la posibilidad de expresar comportamientos naturales".

El Gobierno de Carmena considera que el uso de mamíferos salvajes está "injustificado" y tiene además un "escaso o nulo valor educativo, conservacionista y económico", también incumple la declaración universal de los derechos de los animales de 1987 en la que se recoge que todo animal salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural.

Carmena y su Gobierno sostienen que la percepción de la mayoría de la ciudadanía sobre los espectáculos circenses, ha cambiado.

"Los animales están separados de su mundo natural, lo que les provoca situaciones no deseadas de malestar y estrés", defienden desde el Consistorio madrileño.

Para esta resolución, se realizó una consulta previa en la que participaron diversas asociaciones protectoras de animales así como representantes de asociaciones de los propios circos. También se sometió el texto a una consulta pública en el portal decide.madrid.es .

Esta aprobación entrará a alegaciones y después tendrá que ser sometida a aprobación plenaria, en marzo o abril.

IWHL