user-icon user-icon
  • Clima
    • Monterrey 23ºC 13ºC Min. 30ºC Máx.
    • Overcast
    • Próximos 5 días
      • Lunes
      • 16º / 30º
      • Overcast
      • Martes
      • 15º / 31º
      • Overcast
      • Miércoles
      • 18º / 30º
      • Overcast
      • Jueves
      • 17º / 33º
      • Overcast
      • Viernes
      • 19º / 30º
      • Overcast
    • Pronóstico en video Jacky Ainley nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este sábado 02 de marzo de 2024.
    • Jacky Ainley nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este sábado 02 de marzo de 2024.
      • Video
      • media-content

Muere Charlie Watts, el baterista de los Rolling Stones

Watts había anunciado que no saldría de gira con los Stones en 2021 por un problema de salud no especificado.

Editorial Telediario Nacional /

LONDRES. - Charlie Watts, el modesto e inquebrantable baterista de los Rolling Stones que ayudó a cimentar una de las mejores secciones rítmicas del rock y usó su “trabajo cotidiano” para apoyar su eterno amor por el jazz, falleció, dijo su publicista. Tenía 80 años.

Bernard Doherty informó el martes que Watts “murió pacíficamente en un hospital de Londres, horas antes, rodeado por su familia”. “Charlie era un esposo, padre y abuelo adorado y también como miembro de los Rolling Stones uno de los bateristas más grandes de su generación”, dijo Doherty. Watts había anunciado que no saldría de gira con los Stones en 2021 por un problema de salud no especificado. 

El tranquilo y elegantemente vestido Watts solía ser calificado, junto con Keith Moon, Ginger Baker y otros pocos artistas, como uno de los bateristas más importantes del rock, respetado a nivel mundial por su estilo poderoso y jovial, mientras la banda pasaba de sus comienzos desaliñados al estrellato internacional. Se unió a los Stones a comienzos de 1963 y permaneció con la banda los siguientes 60 años.

Era, después de Mick Jagger y Keith Richards, el miembro más antiguo y esencial del grupo. Watts se quedó, y en gran medida se mantuvo apartado, a través del abuso de drogas, los enfrentamientos creativos y las guerras del ego que ayudaron a matar al miembro fundador Brian Jones, llevaron a renunciar al bajista Bill Wyman y al reemplazo de Jones, Mick Taylor, y por lo demás hicieron que estar en los Stones fuera un trabajo de lo más agotador.

Canciones clásicas de los Stones como “Brown Sugar” y “Start Me Up” solían comenzar con un acorde duro de guitarra de Richards, Watts siguiéndolo de cerca y Wyman, como solía decir el bajista, “aplastando el sonido”. La velocidad y poder de Watts, así como su compás, quedaron en manifiesto en el documental de concierto “Shine a Light” cuando el director Martin Scorsese filmó “Jumpin’ Jack Flash” desde donde tocaba en el fondo del escenario. 

Los Stones comenzaron, de acuerdo con Watts, “como tipos blancos de Inglaterra tocando música estadounidense negra”, pero rápidamente evolucionaron hasta tener su propio sonido distintivo. Watts fue baterista de jazz en sus primeros años y nunca perdió su amor por ese género, encabezando su propia banda de jazz y haciendo numerosos proyectos alternos. 

Tenía sus excentricidades: a Watts le gustaba coleccionar autos aunque no conducía y simplemente se sentaba en ellos en su garaje. Pero fue una influencia firme en el escenario y fuera de él, ya que los Stones desafiaron todas las expectativas al llegar a sus 70s, superando por décadas a sus viejos rivales, los Beatles. A Watts no le importaban los solos estridentes ni la atención de ningún tipo, pero con Wyman y Richards creó algunos de los ritmos más profundos del rock en “Honky Tonk Women”, “Brown Sugar” y otras canciones. El baterista se adaptaba bien a todo, desde la disco de “Miss You” hasta el jazz “Can’t You Hear Me Knocking” y la balada de ensueño “Moonlight Mile”.

Watts fue el último en unirse a los Rolling Stones; la banda había buscado durante meses un baterista permanente y temía que Watts fuera demasiado consumado para ellos. Richards ha dicho que la banda deseaba tanto que se les uniera que sus miembros redujeron los gastos para poder pagarle a Watts un salario adecuado.

 

Watts dijo que al principio pensó que la banda tendría suerte si duraba un año. “Cada banda en la que había estado había durado una semana”, dijo. “Siempre pensé que los Stones durarían una semana, luego 15 días, y entonces, de pronto, pasaron 30 años”.

 

as

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon