user-icon user-icon
  • Clima
    • Mexico City 10ºC 7ºC Min. 26ºC Máx.
    • Sunny
    • Próximos 5 días
      • Jueves
      • 10º / 28º
      • Sunny
      • Viernes
      • 10º / 27º
      • Sunny
      • Sábado
      • 9º / 27º
      • Sunny
      • Domingo
      • 11º / 27º
      • Sunny
      • Lunes
      • 11º / 28º
      • Sunny
    • Pronóstico en video Norma García nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este miércoles 21 de febrero de 2024.
    • Norma García nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este miércoles 21 de febrero de 2024.
      • Video
      • media-content

Monstruo de Ecatepec: el hombre que mató mujeres tras engañarlas con ofertas de trabajo

El Monstruo de Ecatepec se vio ayudado por su esposa, Patricia, quien contribuyó activamente en violaciones y asesinatos; ésta es la historia.

Kevin Talancón Ciudad de México. /

La Real Academia Española (RAE) define a un monstruo como un “ser que presenta anomalías o desviaciones notables respecto a su especie” o como una “persona muy cruel y perversa”, presiciones que, juntas, representan a Juan Carlos Hernández Bejar, mejor conocido como El Monstruo de Ecatepec.

El 4 de octubre de 2018, Juan Carlos y su pareja, Patricia Martínez, fueron detenidos en el Estado de México y, desde entonces, sus crímenes no dejaron indiferentes a todo el país. Aquí en TELEDIARIO te presentamos el caso.

Detención de 'El Monstruo de Ecatepec'

La tarde del 4 de octubre, Juan Carlos y Patricia salieron de su domicilio, ubicado en Playa Tijuana, municipio de Ecatepec, con una bolsa de plástico y una carriola, donde llevaban los restos de su última víctima.

La pareja ya se encontraba siendo investigada por la desaparición de tres mujeres en la zona, cuyos registros de sus teléfonos celulares arrojaron una ubicación en común: la casa del Monstruo de Ecatepec.

El fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, indicó que, al revisar la casa de Juan Carlos y Patricia, encontraron cubetas, cajas y bolsas con más restos humanos.

De acuerdo con el propio Monstruo de Ecatepec, en su hogar se encontraba un altar para la Santa Muerte, donde, a modo de ofrenda, las autoridades hallaron algunos corazones de sus víctimas.

En ese momento la investigación de uno de los asesinos seriales con más víctimas en la historia de México comenzó.

Infancia de 'El Monstruo de Ecatepec'

Juan Carlos Hernández Bejar nació en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Desde sus primeros años de vida mostró bajo rendimiento en la escuela; sin embargo, éste afirmó que dicha situación cambió luego de que cayó de cabeza de un segundo piso directo al concreto.

En una declaración hecha por Juan Carlos tras ser detenido, el asesino serial detalló que la caída lo tuvo un par de meses internado en el hospital por la gravedad de la herida que sufrió en la cabeza; no obstante, esto le ayudó a mejorar su inteligencia.

La relación de Juan Carlos con sus padres fue inestable. Su madre, dedicada a la prostitución, llevaba a hombres a su casa frecuentemente, donde él presenciaba estas relaciones sexuales; mientras, su padre, fue descrito como un sujeto sumiso que fue víctima de ataques constantes con objetos punzocortantes por parte de su pareja.

Además, a los 10 años, Juan Carlos dijo ser abusado sexualmente por una mujer conocida de su mamá, con quien era encargado cuando ésta salía a trabajar.

“Mi mamá andaba de puta con otro güey. La veía yo cómo le alzaban las patas, cómo la ponían de a perro; escuchaba sus ruidos y mi papá trabajando. Cosa que a mí me molestaba mucho. Mi papá andaba de mandilón con ella: mi mamá quería navajearlo, picarlo, acuchillarlo… y yo viendo todo, ¿cómo defendía a mi papá si no podía?”, dijo Juan Carlos en su declaración.

Este hecho podría ser el detonante del odio profundo que Juan Carlos tomó contra las mujeres, quienes en años posteriores se convirtieron en sus víctimas.

“Yo dije: si yo no fui feliz en ese momento, nadie lo va a ser (...) mientras yo siga aquí en la Tierra voy a hacer todo el daño que yo pueda, y divirtiendome hice daño, porque a todos los familiares de esas chicas (sus víctimas) yo les hablaba bien”.

El periodista Osvaldo Müller detalló en entrevista que, al tener acercamientos con la familia del Monstruo de Ecatepec, ésta le reveló que las declaraciones de Juan Carlos eran presuntamente falsas, por lo que toda la información que se tiene sobre el asesino y sus primeros años podría estar sesgada por las enfermedades mentales del criminal.

A los 16 años, Juan Carlos salió de la casa de sus padres, consiguiendo trabajos esporádicos que eventualmente abandonaba por su desinterés. Años después, entraría al Ejército de México, donde fue apodado como el Terror Verde.

En el 2008, Juan Carlos se conoció con Patricia en el Estado de México, cuando aparentemente ella desempeñaba la prostitución. El asesino detalló que ella le recordaba a una mujer de la que estuvo enamorado y lo abandonó.

Patricia, nacida en el mismo Lázaro Cárdenas, Michoacán, tiene una capacidad intelectual limitada, cercana al retraso mental. Además, fue violada durante su infancia.


Crímenes del 'Monstruo de Ecatepec'

Patricia detalló que, tras mudarse al municipio de Ecatepec, ambos tuvieron a cuatro hijos. El matrimonio se dedicaba a diversos oficios, como la venta de celulares, de ropa y comida, así como a juntar basura y aluminio para venderlo.

Asesinato de Fabiola

En el 2012, Juan Carlos cometió su primer crimen contra la joven de 22 años, Fabiola Luquin Reyes, a quien, según Patricia, Juan Carlos la engañó con una propuesta de trabajo doméstico.

Fabiola llegó a la casa del matrimonio, donde Juan Carlos le aseguró que quería contratar a alguien que ayudara él los quehaceres del hogar. La joven aceptó y se dirigió al baño, donde aparentemente se encontraba la ropa sucia.

Sin embargo, cuando le dio la espalda a Juan Carlos, éste se abalanzó contra ella y la amenazó diciéndole que era un robo. Patricia salió con su hijo del hogar tras esto. Luego de media hora, entraron nuevamente al inmueble; en el baño, Fabiola se encontraba sin vida en un charco de sangre.

Patricia intentó aparentemente denunciar el hecho a la policía, pero Juan Carlos la convenció de que si lo hacía ambos irían a la cárcel, por lo que decidió no hacerlo. Tras este crimen, el matrimonio comería partes del cuerpo de la joven.

El cadáver de Fabiola fue tirado en un lote baldío de la colonia Jardines de Morelos; mientras, el matrimonio se deshizo de su ropa tirándola a un bote de basura.

Asesinato de Luz del Carmén

Otro de los asesinatos relatados por Patricia es el de Luz del Carmén Miranda González, quien era hija de Jorge, un vecino del matrimonio.

En esta ocasión, Patricia engañó a Luz del Carmen para que la acompañara a su casa, donde Juan Carlos la amenazó, asegurando que iba a robar la casa de sus padres.

Posteriormente. Juan Carlos le amarró los pies a Luz del Carmén con una venda y la metió al baño, donde la degolló y descuartizó. Igualmente, los restos de Luz del Carmén fueron comidos por el matrimonio.

Asesinato de Nancy Huitrón

El último asesinato cometido por la pareja fue el de Nancy Noemí Huitrón, de 28 años, quien fue reportada como desaparecida junto a su bebé de dos meses de edad el 6 de septiembre de 2018.

Patricia engañó a la joven, al prometerle ropa para su bebé; sin embargo, al llegar a su casa, Juan Carlos la sometió, violó y asesinó. Los restos de la joven fueron guardados en un congelador.

El bebé fue vendido por la pareja a dos sujetos identificados como Adrián y Ana Laura, quienes también fueron detenidos posteriormente.

Número de víctimas

Patricia detalló que, durante seis años, asesinaron a 10 mujeres; aunque Juan Carlos afirmó que su número de víctimas fueron 20.

El modus operandi de la pareja era siempre el mismo: Patricia engañaba a las mujeres conocidas, generalmente con ofertas de empleo, y las llevaba a casa, donde Juan Carlos las amenazaba, violaba y asesinaba.

Mientras, Patricia permanecía con sus hijos en otras habitaciones o fuera de la casa; sin embargo, llegó a confesar que también participó en algunas violaciones y asesinatos.

Además, el matrimonio aseguró que consumían los restos de sus víctimas, realizando diversos platillos, como bistecs o tamales.

Ante estos hechos, Juan Carlos nunca mostró arrepentimiento y afirmó que, de salir de prisión, volvería a asesinar mujeres.

“Pues, patrón, no creo salir de ésta; pero si salgo, de una vez le digo a los patrones: voy a seguir matando mujeres. Uno, porque a veces no me deja dormir esa madre (la voz de su cabeza). Dos, por el odio que les tengo. Y tres, sí sigue habiendo una necesidad todavía de eso”.

KT / ZP

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon