Policía lanza gas lacrimógeno a manifestación Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Policía lanza gas lacrimógeno a manifestación

Un oficial lanzó una granada de gas lacrimógeno a un grupo de personas que se manifestaban contra el gobernador Mauricio Vila.

Foto: Especial

YUCATÁN.- Alrededor de 500 personas marchaban rumbo al Centro Internacional de Congresos de Mérida, Yucatán, para protestar contra el gobernador Mauricio Vila, que presentaba su Primer Informe de Gobierno, pero los manifestantes fueron dispersados con una bomba de gas lacrimógeno.

TE RECOMENDAMOS: La CDHCM rechaza modelo de Mochila Segura tras tiroteo en Torreón

Al respecto, el secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, explicó que un oficial lanzó sin autorización una granada de gas lacrimógeno a las personas que protestaban.

Saidén Ojeda añadió que las indicaciones eran que los uniformados tuvieran cuidado y contuvieran las protestas alrededor del Centro Internacional de Congresos, no de reprimir la manifestación.

Apuntó que se abrió una carpeta de asuntos internos para sancionar al elemento que no respetó la orden y lanzó el gas en la calle 60 por 35 del Centro Histórico, a unas cuadras de donde se encontraban varios gobernadores.

'En este estado no se permitirá que elemento alguno de la SSP, el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional sea agredido en el cumplimiento de su deber: se responderá en forma proporcionada, como lo ordena la Ley y los protocolos de actuación nacionales', afirmó.

Sin embargo, apuntó que hay evidencia de que algunos manifestantes golpearon a un policía estatal, quitándole casco y escudo; mientras que otras personas golpearon las vallas metálicos, lo que dijo, desencadenó la acción del oficial.

Detalló que hay tres personas detenidas; mientras que el policía que accionó el gas lacrimógeno fue separado de sus labores.

La última vez que se lanzó gases lacrimógeno a una manifestación en Mérida fue el 14 de agosto de 2003, cuando un grupo de personas protestaba en las puertas del palacio municipal durante la segunda administración de Ana Rosa Payán Cervera.

RC