user-icon user-icon
  • Clima
    • Monterrey 41ºC 21ºC Min. 39ºC Máx.
    • Passing clouds
    • Próximos 5 días
      • Sábado
      • 23º / 37º
      • Passing clouds
      • Domingo
      • 23º / 31º
      • Passing clouds
      • Lunes
      • 22º / 31º
      • Passing clouds
      • Martes
      • 19º / 32º
      • Passing clouds
      • Miércoles
      • 19º / 35º
      • Passing clouds
    • Pronóstico en video Abimael Salas nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este viernes 20 de mayo de 2022.
    • Abimael Salas nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este viernes 20 de mayo de 2022.
      • Video
      • media-content

'Los Tilos', grupo criminal ligado a agresión y desaparición de los 43 normalistas

Víctor Hugo es identificado como el principal líder del grupo, también conocido como 'El Tilo'.

Rogelio Agustín Esteban y Ángel Hernández Guerrero /

Tras ser detenido en septiembre de 2015, Gildardo López Astudillo, El Gil, quien era el presunto jefe de Guerreros Unidos en Iguala, dijo en su declaración ante la Procuraduría General de la República, que Víctor Hugo Benítez, El Tilo, había orquestado el ataque en contra de los normalistas y que fue él quien le dijo a Juan Salgado, El Indio, que la noche del 26 de septiembre de 2014 Los Rojos; enemigos de Guerreros Unidos, habían entrado a Iguala.

Según El Gil, él solo supo esto porque se lo dijeron, pero no porque participó en los hechos. Sin embargo, su declaración ministerial no tiene valor probatorio pues fue liberado en 2019 por falta de elementos en su contra debido a que la mayoría de las evidencias se habían obtenido de forma ilegal, y el resto era insuficiente.

Actualmente, López Astudillo es el Testigo Juan, colaborador protegido de la Fiscalía General de la República. En su declaración como testigo protegido insiste en que él no participó, pero que supo que los jóvenes fueron asesinados, y que después de esto, sus cuerpos fueron entregados a varias personas, entre ellos, los hermanos Benítez Palacios quienes los habrían disuelto en ácido o incinerado en crematorios.

En su recomendación de 2018, la oficina especial para el Caso Iguala de la CNDH, ya había adelantado que los cuerpos de los jóvenes podían haber sido "hechos agua" e incluso proporcionó una ruta posible para algunos de los jóvenes desaparecidos.

Esto derivado de que López Astudillo dijo que algunos estudiantes fueron entregados a Víctor Hugo Benítez, El Tilo, y que se los llevaron al poblado de Tijeritas, a un rancho de su propiedad, donde habrían "cocinado" a los jóvenes, que los habrían "hecho agua."

El 26 de septiembre de 2019, Salvador Benítez Palacios, integrante de la célula criminal conocida como Los Peques o Los Tilos fue liberado porque al aplicarse el protocolo de Estambul, se determinó que su declaración incriminatoria en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa se había obtenido mediante tortura.

Junto con Salvador, entre el 25 y 26 de septiembre de 2019, sus hermanos Mateo, Reynaldo y Ociel recuperaron su libertad, debido a las irregularidades cometidas en el proceso iniciado en su contra, lo que generó la inconformidad de los integrantes del colectivo "Nos Faltan 43", de la comunidad estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa, y de las organizaciones sociales que han acompañado su movimiento.

Solamente permanecían en prisión dos de los seis hermanos que integraban a Los Peques; Víctor Hugo y Orbelín Benítez Palacios, el primero es identificado como el principal líder del grupo, también conocido como El Tilo.

Por eso a la célula, señalada como el principal brazo armado de Guerreros Unidos, se le conoce también como Los Tilos.

El pasado 17 de enero, Mateo Benítez, El Gordo, fue detenido junto con dos pistoleros en un palenque de gallos en la cabecera municipal de Iguala, acusado de ser generador de diferentes actos de violencia al establecer una alianza con Los Tlacos, grupo que disputa el control de la zona con La Bandera, una escisión de Guerreros Unidos que se ha deslindado de los hechos del 26 de septiembre de 2014.

Este jueves, el subsecretario de Seguridad Pública federal, Ricardo Mejía Berdeja, dio a conocer la reaprehensión de Salvador Benítez, otro de los hermanos que integran a Los Peques, sobre el que pesa una orden por delincuencia organizada, además de que en Iguala se le acusa de extorsión y secuestro.

Salvador fue detenido en Jardines de Cuernavaca, Morelos, y su caso es considerado como un avance en el caso Iguala, por la participación que tuvo en los hechos de 2014.

Que la información fuera dada a conocer por el subsecretario Mejía Berdeja tiene su significado para Guerrero, ya que éste fue diputado local de 2015 a 2018; durante ese tiempo presidió la Comisión Especial que el Congreso creó para dar seguimiento a las investigaciones del Caso Iguala.


Los antecedentes de 'Los Peques' o 'Los Tilos'


Los Peques se encuentran relacionados con el asesinato del dirigente social Arturo Hernández Cardona; además en los ataques del 26 de septiembre de 2014, su líder principal, Víctor Hugo Benítez Palacios, es señalado de torturar, asesinar y desollar a Julio César Mondragón Fontes, una de las seis víctimas de la noche de Iguala.

De acuerdo con la información que la Fiscalía General del Estado (FGE) remitió a la entonces Procuraduría General de la República (PGR), Los Peques se encuentran señalados en la averiguación previa HDI/SC/03/0470/2014, la cual consta de más de mil fojas en relación con el crimen cometido en contra de Hernández Cardona y dos integrantes más de la UP, cuyos cadáveres fueron localizados el 3 de junio de 2013 sobre la carretera federal México-Acapulco, en el tramo Chilpancingo-Iguala, a la altura de Xalitla.

Hernández Cardona fue privado de la libertad junto con otros líderes de la UP luego de que bloquearan la Autopista Iguala-Cuernavaca, con la intención de exigir la entrega de fertilizante.

Nicolás Mendoza Villa, uno de los sobrevivientes de la privación ilegal de la libertad, aseguró en una carta enviada desde el autoexilio, que él había observado cómo el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, había matado a Hernández Cardona, luego de que le reclamara las acciones realizadas para exigir la entrega de fertilizante.

El caso Hernández Cardona fue atraído por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y ese asunto, en realidad es el único que mantiene en prisión al ex alcalde de Iguala.

La participación de Los Peques en la estructura de Guerreros Unidos fue establecida por la FGE a partir de las declaraciones de uno de los participantes en el levantón contra Hernández y varios integrantes de la UP, Ernesto Pineda Vega, quien al estar preso en Acapulco dijo a la FGE que tanto el ex alcalde como su entonces jefe de la Policía Preventiva, Felipe Flores Velázquez eran integrantes activos de Guerreros Unidos.

Cuando el cadáver de Hernández era llevado hacia el panteón de Iguala, un grupo importante de normalistas se separó del cortejo fúnebre y arremetió contra las instalaciones del ayuntamiento de Iguala, lo que generó la confrontación entre el alcalde Abarca, los integrantes del Guererros Unidos y la Normal Rural de Ayotzinapa.

Es la declaración de Pineda Vega, la que señala que Los Peques estaban liderados por los hermanos Peralta Rodríguez o Peralta Benítez y que tuvieran una participación muy activa la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en contra de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Hay testimonios que indican, que fueron los integrantes de dicha célula los que torturaron, provocaron la muerte y desollaron a Julio César Mondragón Fontes, mejor conocido como El Chilango, uno de los tres normalistas asesinados durante los ataques, que dejaron el saldo de seis muertos y 43 desaparecidos.

La célula operaba en Iguala desde antes de que Guerreros Unidos se constituyera como cártel, tras la casi desarticulación de la organización criminal de los hermanos Beltrán Leyva.

Aunque el negocio cerró, en Iguala se recuerda que la célula operaba desde un lavado de autos denominado Los Peques, propiedad de los hermanos Víctor Hugo; Reynaldo, Mateo, Salvador, Ociel y Orbelín Benítez Palacios, aunque también se conoce la participación de un primo, Alejandro Palacios El Cholo.

En junio de 2016, en el lavado Los Peques, una escisión del Guerrero Unidos conocida como La Bandera dejó abandonados cuatro cadáveres desmembrados con un narcomensaje, en el que la nueva organización se deslinda de cualquier relación con los ataques cometidos en contra de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Las imputaciones contra los hermanos Benítez derivan en parte importante de declaraciones hechas por otros integrantes del GU, entre ellos Gildardo López Astudillo, alias El Cabo Gil y quien ha colaborado con la FGR bajo el sobrenombre de "Juan".



cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon