Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Detectan médicos síntomas distintos en casos más recientes de COVID-19

Sin embargo, dentro de este complicado panorama, el grado de peligrosidad de la enfermedad parece ser más reducida, y un porcentaje menor de pacientes alcanza el estado crítico.

En los casos registrados en las provincias de Jilin, Heilongjiang y Liaoning los pacientes tardan más de dos semanas en desarrollar síntomas. Foto: Reuters

CIUDAD DE MÉXICO. – El nuevo brote de COVID-19 que se registró en el noreste de China sorprendió a los médicos que trataron el foco original de la pandemia en Wuhan, pues los pacientes presentaron síntomas un tanto diferentes, tarda más en incubarse y daña de forma diferente los órganos internos; además que los pacientes requieren más tiempo para recuperarse.

TE RECOMENDAMOS: Alrededor de 2 millones de personas contagiadas de COVID-19 han logrado recuperarse

De acuerdo con el intensivista de la Comisión Nacional de Sanidad, Qiu Haibo, en entrevista para la televisión estatal china CCTV, dijo que, aunque en número los brotes son inferiores al que originó la pandemia, los síntomas han tomado por sorpresa a los expertos y es que en los casos registrados en las provincias de Jilin, Heilongjiang y Liaoning los pacientes tardan más de dos semanas en desarrollar síntomas, generando focos de infecciones dentro de las familias.

Además, no hay tanta fiebre entre los pacientes, pero sí un fuerte dolor de garganta y malestar en general. En el caso de los órganos internos dañados, en el primer brote se observó que éste afectó en mayor medida riñones, intestinos, corazón y pulmones, pero en estos nuevos casos el mayor daño se mostró en los pulmones.

Sin embargo, dentro de este complicado panorama, el grado de peligrosidad de la enfermedad parece ser más reducida, y un porcentaje menor de pacientes alcanza el estado crítico.

Algunos especialistas en genética del virus son escépticos a que el COVID-19 haya cambiado tanto como para que el periodo de incubación, la peligrosidad o su presencia en diferentes órganos sea distinta a la observada en otras zonas y atribuyen esto a que posiblemente los médicos tienen más tiempo para observar a los pacientes.

Con información de El País.

PGG