user-icon user-icon
  • Clima
    • Monterrey 9ºC 9ºC Min. 22ºC Máx.
    • Clear
    • Próximos 5 días
      • Domingo
      • 9º / 22º
      • Clear
      • Lunes
      • 9º / 27º
      • Clear
      • Martes
      • 11º / 22º
      • Clear
      • Miércoles
      • 12º / 29º
      • Clear
      • Jueves
      • 12º / 23º
      • Clear
    • Pronóstico en video Jacky Ainley nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este sábado 26 de noviembre de 2022.
    • Jacky Ainley nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este sábado 26 de noviembre de 2022.
      • Video
      • media-content

En Monterrey ya puedes comerte un trompo a mordidas

El sueño de una joven de morder un trompo se le convirtió en realidad, cuando su novio le preparó uno a escala para ella sola, pero gracias a ese antojo iniciaron su relación de noviazgo y el arranque de su propio negocio.

Fátima Ayala Monterrey, Nuevo León /

¿Alguna vez has soñado con morderle a un trompo en un puesto de tacos? Alondra sí lo tuvo en mente y ahora gracias a ella y a su novio, Hugo, los regios podemos vivir ese sueño en los Trompitos Tacho, de Monterrey.

El amor disparó el ingenio y el éxito de esta pareja que una tarde como cualquiera otra salieron a pasear.

“Me dice, mira que rico se ve el trompo de la taquería, dile al trompero cuánto te cobra por morderle al trompo, y le dije, para qué quieres morderle al trompo mejor yo te hago uno, y le hice unos trompitos miniatura dos días después”, nos platica Hugo, agregando que en ese entonces aún no eran novios.


El detalle terminó de enamorar a Alondra, quien nos platicó que ya se conocían desde que eran más jóvenes.

“Él y yo tenemos mucho tiempo de conocernos, entonces, con su familia él vendía tacos de trompo, allá por donde yo vivía con mis papás y yo ya le había dicho cuando estábamos adolescentes que quería morderle al trompo que vendía su papá, pero obvio el señor nunca me dejó morderle, entonces esta vez que salimos le digo, acuérdate que yo siempre he tenido el sueño de morderle al trompo y ya me dice que no, que cómo le va a decir al trompero y días después me hace mis trompitos, eso fue hace ya algunos meses no éramos novios aún”, agregó Alondra.

Cortesía

A partir de ahí supieron que, igual que su amor, los trompitos también iban a triunfar entre la gente y no se equivocaron pues cuando empezaron a venderlos su fama creció como la espuma y ha habido noches en que se acaban en cuestión de minutos, siendo el récord 25 minutos.

Los trompitos son como una representación a escala de un trompo adobado, con todo y su piñita en la parte de arriba, se comen como si fuera un elote entero y se sirve en una cama de tortillas taqueras, acompañados de cebolla, cilantro, limón y salsa.

Cortesía

Cuando comenzaron con el negocio llevaban dos días de novios, pero casi 16 años de conocerse según nos platican.

Ahora no solo se limitan a vender en el mercadito y afuera de su casa, también llevan su idea a eventos en donde la gente los contrata, como fiestas y reuniones.

Ambos nos comparten lo agradecidos que están con los amigos y familia que los han apoyado en su emprendimiento, pero Hugo en especial dedica el triunfo a su hijo.

“A Tacho, que es mi hijo, porque Tachompon, a él y a quienes nos han ayudado, nos han acompañado y nos han dado buenos consejos y malos consejos y regaños, que han sido todos tanto como amigos clientes y familia, que sin ellos esto no estuviera funcionando”, agrega.

Ella, por su parte, comparte este triunfo con todos los que alguna vez, igual que ella, tuvieron el sueño guajiro de clavarle el diente al trompo, directo y sin tortillas.

“Ha sido un constante aprendizaje, la verdad, también a la gente que tiene el mismo sueño de morder el trompo, que yo creo que somos todos los mexicanos, todos lo tenemos, los que no es que son raros”, comenta entre risas.

¿Hay planes de boda con trompitos de cena?

Hugo: Pues hay planes, en lugar de pastel va a ser un trompo

Alondra: …Y yo le voy a morder.

Pero todo esto lo dicen a modo de broma, pues todavía no hay planes de casarse.

“La verdad es que tenemos muy poquito de novios y tenemos mucho trabajo, queremos dedicarle bien tiempo a la gente que quiere comerse su trompo y ya después pues Dios dirá”, dice Alondra.

Cortesía

Para morderle al trompo puedes acudir al mercado Alabastros, los martes, en el sector de San Bernabé, en Monterrey, a partir de las 7:30. Y en la colonia Mirasol, los viernes, sábados y domingos.



cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon