Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Joaquin Phoenix bajó 23 kilos con esta dieta para interpretar al 'Guasón'

El actor bajó 23 kilos en cuatro meses. Así fue su experiencia...

Captura de Pantalla en la película protagonizada por Joaquín Phoenix, 'Guasón' | Esta es la dieta extrema que llevó a cabo Joaquin Phoenix para su personaje en 'Joker'.

ESPECIAL.- Joker, Guasón o El Bromas, como prefieras llamarlo, ha generado gran polémica en los primeros días de estreno de la película. Un crudo mensaje del filme y la excelente actuación de Joaquin Phoenix ha dejado boquiabierto a más de uno. Incluso, la transformación de éste ha hecho que varias personas se cuestionen el cómo bajó 23 kilos en cuatro meses.

TE RECOMENDAMOS: ¡La enfermedad de la risa incontrolable del Guasón existe! ¿Sabes de qué trata?

En entrevista para la revista Access, Phoenix explicó la alimentación que llevó por días para deshacerse del peso que no le servía para su personaje del Guasón.

“No me alimentaba solo con una manzana al día. También tomaba, entre otras cosas, verduras. Trabajé con un médico de confianza que me orientaba y se encargaba de controlar todo el proceso”, compartió el actor estadunidense.

Incluso, el actor de 44 años dijo que su dieta drástica también afectó su comportamiento psicológico.

Comer poco me afectó psicológicamente. Uno empieza a enloquecer cuando pierde esa cantidad de peso en tan poco tiempo, expresó.

En su transformación tuvo que abstenerse de comer alimentos que le encantan...

Todd Phillips traía continuamente pretzels, que me encantan, su oficina estaba llena de ellos. Le encantan y los llevaba para el resto de la gente. Fue realmente duro tener que contener las ganas de comérmelos”, indicó.

A pesar de todo el proceso, Joaquín se sintió perfecto con el peso para su personaje, pues le dio la esencia que buscaba para el Guasón.

“Al estar tan delgado sentí que era capaz de mover mi cuerpo de maneras que nunca había podido y creo que eso realmente aportó personalidad al personaje. Había previsto que con la pérdida de peso sentiría insatisfacción, hambre, debilidad y una especie de vulnerabilidad. Pero no pensé en la sensación de fluidez a la que llegué”, concluyó.

IHL