Decálogo para afrontar con éxito el teletrabajo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Decálogo para afrontar con éxito el teletrabajo

Si crees que no puedes con el teletrabajo, aquí te dejamos algunos sencillos tips que te harán la vida más fácil en esta nueva modalidad de trabajo.

La situación que está viviendo todo el planeta está haciendo que las rutinas hayan cambiado. No sólo la posibilidad de pasear o ir a comprar ya no son las mismas que hace un par de meses, sino que también el trabajo se ha tenido que amoldar a una nueva tónica con el teletrabajo.

Si tu situación laboral pasa por trabajar en casa, en este decálogo para afrontar con éxito el teletrabajo te vamos a contar las recomendaciones y consejos de expertos en la materia para que puedas lograr una productividad incluso mayor que de manera presencial.

Un trabajo como el que harías en presencial

Aunque el teletrabajo ha estado presente para muchos profesionales que han realizado su labor desde casa, es ahora cuando se ha visto expandido por la necesidad de las empresas de seguir con sus proyectos sin tener que cerrar la empresa. Es importante en este punto que el trabajador vea que el trabajo que se realiza en casa es exactamente igual que el que se realizaría de manera presencial, y también es importante que las personas que convivan con ella lo vean de esta manera, solo así se podrá comenzar con un buen trabajo en casa.

Horarios estrictos

Para poder realizar perfectamente el teletrabajo, te tienes que marcar unas pautas y sobre todo un horario que no podrá moverse. Un buen consejo sería que pudieras realizar el mismo horario laboral que hubieras tenido en tu oficina o puesto de trabajo, con los mismos descansos.

De igual manera, se aconseja que también sigas unas rutinas, al igual que hacías cuando te despertabas para salir, es decir, que desayunes tranquilamente en casa, que puedas incluso ducharte o como en algunos casos se recomienda, que te vistas como si fueses al trabajo, solo así tu mente asociará que estás en el trabajo y no que estás en casa.

Evita por lo tanto, levantarte y caer directamente en el ordenador, ya que esto no te ayudará a mejorar el rendimiento.

Tu espacio para el teletrabajo

Es sumamente importante que puedas crearte un espacio para trabajar, ya que de lo contrario, se unirá con la rutina que pueda haber en casa. Si tienes hijos y estos están paseando constantemente por casa te distraerán, al igual que si tienes la televisión puesta, lo que hará que esos minutos se conviertan en horas si no estás concentrado, perdiendo un tiempo muy importante y que pueda ser una gran diferencia entre seguir rindiendo o tener que hacer horas extras para devolver el tiempo perdido a la empresa.

Es aconsejable, como nos cuentan los especialistas de Bizneo México usar una habitación con un ordenador propio y que puedas cerrarte la puerta para desconectar con el exterior y sobre todo, recordar a los que están contigo que tu labor en dicha habitación es la de trabajar.

Pausas para ejercitarte y estirarte

Uno de los principales problemas con los que te encontrarás con el teletrabajo es la vida sedentaria. Quizás cuando salías de casa para trabajar andabas al menos media hora o incluso más o te movías de un sitio a otro, sin embargo cuando teletrabajas es normal que tu cuerpo se resienta, puedas ganar peso o incluso tendrás problemas mayores como la circulación en las piernas o dolores de cervicales.

Para evitar esto, lo más recomendable es que puedas parar cada hora un minuto o dos para hacer ejercicios. Entre los más recomendados están las sentadillas ya que ayudará a activar la circulación de las piernas, como también los estiramientos de los músculos del cuello y de la espalda, siguiendo una rutina diaria te sentirás activo y podrás afrontar mejor toda la jornada laboral sin malestar en el cuerpo.

El apoyo de tu familia es fundamental

Para muchos miembros de la familia, el teletrabajo no es un trabajo en sí, un error bastante grave y que suele estar más asociado a las personas que han vivido otras épocas y que se desenvuelven bastante mal en las tecnologías.

Si las personas de tu núcleo familiar no asocian el trabajo con el hacerlo delante de un ordenador, siéntate delante de ellos y explícales la situación y coméntales tus necesidades.

Es esencial que las personas que vivan contigo comprendan que no pueden molestarte mientras estás en tu horario y que dicha molestia, aunque solamente sea para decirte un par de cosas, es quitarte la concentración de lo que estabas haciendo, y si se hace constantemente, se termina por perder un tiempo muy importante que solamente tú serás el que lo deba de recuperar.

Mantén las redes sociales fuera de tu alcance

Trabajar en casa es mucho más difícil de lo que muchos piensan. Por lo general, cuando alguien dice que teletrabaja, es decir que su labor la desempeña en casa, los comentarios habituales que se escuchan es que es lo más fácil del mundo porque puedes hacerlo en pijama o simplemente porque no tienes que desplazarte a ninguna parte ni escuchar a compañeros de trabajo o incluso que puedes hacer prácticamente de todo, sin embargo, teletrabajar supone una gran concentración y fuerza de voluntad para evitar cualquier distracción, ya que el tiempo que pasas delante del ordenador tienes que ser lo más productivo posible.

Para esto, evita por todos los medios de no entrar en las redes sociales o realizar acciones que puedan entorpecer tu labor. Para conseguir esto, existen herramientas que bloquean páginas web que selecciones. Una vez que has terminado tu jornada, dedícate tiempo para tu ocio, ya bien sea ver las redes sociales o informarte de lo que quieras.

Tiempo para hacer ejercicio y para tu ocio

Al igual que cuando terminas tu jornada laboral en una oficina, tienes que dedicarte un tiempo muy importante para hacer ejercicio, ya que estar bastante tiempo sentado en una silla puede hacer mella en tu salud, y no solo hablamos en el aspecto físico, sino también psicológico. Intenta, si es posible, hacer ejercicio físico, ya bien sea en casa con rutinas que potencien tu resistencia y también tu musculatura, pero a la par, conversa con tus familiares y amigos, ya que esto hará que no te sientas aislado de la sociedad.

Uno de los mayores problemas que tiene el teletrabajo es que puedes sentirte en cierto punto desconectado de los tuyos o del contacto humano, por eso, cuando apagues el ordenador, hazlo también de las pantallas y disfruta del tiempo con tu familia, con tus amigos o de tus aficiones, evitando en la medida de lo posible que estas tengan que ver con unas pantallas o con el lugar en el que estás trabajando, ya que esto hará que tu cerebro asocie el lugar del trabajo con el ocio y puedas pecar en tu horario laboral.

CGG