Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Censuran vibrador por inmoral y sexista

De acuerdo con la empresa, se les retiró el premio que habían ganado por innovación robótica y tampoco les dejaron presentarse en la CES.

Censuran vibrador por inmoral y sexista
Los creadores del vibrador señalan que hay sexismo dentro de la CES | Foto: Instagram @LoraDiCarlo

ESPECIAL.- El vibrador robótico Osé es un dispositivo que permite alcanzar el orgasmo gracias al uso de microrobots diseñados especialmente para estimular las zonas erógenas de la vagina, de modo que imita los movimientos de una mano humana a la perfección.

TE RECOMENDAMOS: Te presentamos a las actrices porno que estarán en la Expo Sexo 2019

Debido a su innovación, la mayor feria tecnológica del mundo, el CES de Las Vegas, le concedió un premio que días después se lo quitaron por tratarse de un dispositivo "inmoral que no encaja en ninguna de las categorías de productos existentes y que, por ello, no debía haber sido premiado".

Lora DiCarlo, la empresa que diseñó el juguete sexual, asegura que su producto había sido seleccionado previamente, que habían sido invitados a enseñarlo en la feria y que ahora les impedían presentarlo.

Su CEO, Lora Haddock, aseguró en un comunicado que tanto el CES como la CTA (Consumer Technology Association) que organiza el evento, han demostrado en varias ocasiones su rechazo a dispositivos pensados para la mujer.

Haddock también señala que hay un sesgo machista en la selección de productos; pues sí es posible presentar productos para la sexualidad masculina e ironiza con la situación: "dos aspiradores robóticos, un patín robótico, cuatro juguetes para niños, un acompañante de compras... parece que los intereses de las mujeres están cubiertos, ¿verdad?

En contraste, el CES sí ha permitido la presentación de una muñeca sexual robótica llamada Harmony en su edición de 2017, así como una aplicación de pornografía en realidad virtual.

Desde la organización se reconoció su error al seleccionar y premiar el producto. La primera respuesta que les dieron es que era un objeto "inmoral" y luego, el jurado señaló que no podía participar en el concurso, pues no se trataba de un producto robótico, pese a estar desarrollado con el departamento de robótica de la Universidad Estatal de Óregon.

IH