user-icon user-icon
  • Clima
    • Mexico City 20ºC 10ºC Min. 27ºC Máx.
    • Scattered clouds
    • Próximos 5 días
      • Viernes
      • 12º / 27º
      • Scattered clouds
      • Sábado
      • 11º / 27º
      • Scattered clouds
      • Domingo
      • 10º / 27º
      • Scattered clouds
      • Lunes
      • 11º / 28º
      • Scattered clouds
      • Martes
      • 12º / 28º
      • Scattered clouds
    • Pronóstico en video Norma García nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este miércoles 28 de febrero de 2024.
    • Norma García nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este miércoles 28 de febrero de 2024.
      • Video
      • media-content

6 beneficios de una VPN para ver contenidos en streaming

Una VPN puede hacer que las películas, las series y cualquier streaming en vivo tenga unos tiempos de carga más ágiles.

Redacción /

Las VPN, además de ser excelentes herramientas de ciberseguridad, tienen una extraordinaria capacidad para cifrar tu conexión y protegerla frente a ataques de intermediarios. Otro uso común es emplearlas para disfrutar de diferentes ventajas a la hora de contratar servicios digitales, hacer compras online, jugar a videojuegos o disfrutar de servicios de streaming. Y en muchos de estos ámbitos pueden ahorrarnos bastante dinero.

Si nos gusta ver películas y series en streaming en plataformas como Netflix, HBO o Hulu (incluso partidos de fútbol en vivo), entonces nos conviene contar con una VPN, que es un servicio de seguridad digital con múltiples usos. Esta herramienta es casi imprescindible para protegernos online a día de hoy, nos ofrece tantos usos que prácticamente se financia sola, y, además, nos permite disfrutar de una experiencia de streaming mucho más completa.

  • Nos permite acceder al catálogo de Netflix estadounidense Miles de personas en México ya utilizan una VPN para poder disfrutar del catálogo de Netflix ofrecido en EEUU. Pese a estar tan próximos, lo cierto es que en México solo se nos ofrece un catálogo parcial que deja fuera muchos de los mejores éxitos que sí que están disponibles tanto en Estados Unidos como en Canadá. Considerando que el costo de la cuota es prácticamente el mismo al norte y al sur de la frontera, una VPN pasa a ser la solución natural.

Con una VPN podemos cambiar la dirección IP que aparece en los servidores de Netflix cuando nos conectamos a ellos. Al elegir una IP estadounidense podemos contratar una cuenta norteamericana y acceder a todos los shows de Netflix sin tener que esperar durante meses a que la dirección de la compañía decida publicarlos en México. ¡Y casi por el mismo precio!

  • Nos habilita para ver animes japoneses no disponibles en México De forma similar, una VPN también se puede usar para conectarse a servidores de Japón y seguir en la misma estrategia para disfrutar de animes que no están disponibles en México. Pese a que plataformas de streaming como Crunchyroll suelen ofrecer un catálogo bastante extenso en América Latina, lo cierto es que en muchos casos hay animes que solo se publican en México pasados varios meses de su estreno en Japón.

Igual que con Netflix, una VPN nos permite contratar nuestra suscripción con una IP japonesa, así que tendremos acceso a todos los estrenos de anime al mismo tiempo que los otakus japoneses. Y lo mismo puede decirse de las películas coreanas e incluso de las retransmisiones en vivo de los conciertos de K-pop y J-pop.

  • Nos permite abaratar nuestras cuotas

También se puede usar el cambio de IP de una VPN con el propósito inverso. En lugar de contratar un servicio con una IP de otro país para acceder a un catálogo más amplio, podemos optar por contratarlo desde un país donde las cuotas sean más económicas. Esto no funciona tan bien en Netflix –acabamos de ver que el catálogo de Netflix se reduce mucho fuera de los Estados Unidos–, pero sí que nos permite ver el mejor fútbol europeo por menos dinero.

En países como la India o Pakistán, las retransmisiones de los partidos de la Champions League o las carreras de Fórmula 1 suelen ser gratuitas o costar apenas un par de dólares al mes. Con una VPN, podemos registrar cuentas desde estos países para acceder a todos estos servicios y ahorrar mucho dinero en el proceso.


  • Nos permite compartir la cuenta de Netflix

Volviendo a Netflix, mucha gente está dando de baja su cuenta en los últimos meses porque la plataforma decidió prohibir algo tan simple como el hábito de compartir la cuenta con los amigos. Durante sus primeros años, Netflix democratizó el consumo de películas y series con unos planes de suscripción muy accesibles, pero en tiempos recientes parece estar convirtiéndose simplemente en una máquina de hacer dinero.

Para poder disfrutar de unas cuotas de Netflix accesibles, algunos servicios como la Red Mesh de NordVPN permiten que diferentes usuarios se conecten a través de una única IP. De esta forma, los servidores de Netflix no detectan que nuestros amigos están conectándose desde domicilios diferentes, de forma que nos permite compartir la cuenta con ellos como si estuviéramos compartiendo el mismo domicilio, algo que sí permiten sus normas.

  • Protege nuestros datos de pago

A veces tendemos a olvidar que, para contratar Netflix, debemos introducir nuestros datos de pago en la plataforma. Si nuestra conexión a internet se encuentra comprometida –o si alguien vulnera los servidores de nuestro proveedor a internet, o los de la propia Netflix–, los datos de nuestra tarjeta bancaria pueden verse expuestos en una filtración. Y, por supuesto, las consecuencias de esto pueden ser nefastas.

Una VPN nos ayuda a prevenir este tipo de filtraciones de datos gracias a su sistema de cifrado robusto, con el que la información de pago introducida al contratar la suscripción se mantendrá segura incluso si un hacker consigue vulnerar cualquier punto de la cadena de nuestra conexión a internet. ¡Más vale prevenir que curar!

  • Acelera los tiempos de carga

Finalmente, una VPN puede hacer que las películas, las series y cualquier streaming en vivo tenga unos tiempos de carga más ágiles, lo que reducirá las posibilidades de sufrir cortes o largos tiempos de espera mientras vemos películas o disfrutamos de un partido de fútbol. Esto es posible gracias a que una VPN enmascara el tipo de tráfico de nuestra conexión a internet, con lo que nuestro proveedor de internet no sabrá si estamos haciendo streaming o no.

Esto es importante porque las compañías de internet –Telmex, Totalplay, Axtel…– pueden reducir la velocidad del streaming en momentos de mucho tráfico. Con una VPN cifrando nuestra propia conexión, nuestra compañía considerará que nuestro tráfico es de otra índole, y lo excluirá a la hora de redistribuir el ancho de banda entre todos sus usuarios. ¡Y eso se traduce en retransmisiones de mucha mayor calidad!


  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon