Así es como podríamos lucir los humanos en el año 2100 Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Así es como podríamos lucir los humanos en el año 2100

Una empresa de telecomunicaciones desarrolló un prototipo de un humano en el año 2100 basado en los cambios que podría sufrir nuestro cuerpo por el uso excesivo de la tecnología.

Foto: TollFreeForwarding

CIUDAD DE MÉXICO.- La empresa de telecomunicaciones TollFreeForwarding desarrolló un prototipo 3D de un humano del año 2100basado en los cambios físicos que podría ocasionar en nuestros cuerpos el uso excesivo de los smartphones y otros dispositivos electrónicos, al que llamó Mindy.

TE RECOMENDAMOS: VIDEO: Madre sostiene simpática conversación con su bebé

Según Caleb Backe, un experto en salud y bienestar de Maple Holistics a quien la compañía consultó para la creación de Mindy, los teléfonos inteligentes y los monitores de computadoras, tienen un impacto significativo en la forma en que nos sentamos y nos mantenemos de pie.

Además, el ajuste constante de nuestra posición para mirar hacia abajo a nuestro teléfono o al monitor ha demostrado que deforma partes del cuerpo que determinan nuestra postura, por esto, Mindy tiene la espalda completamente encorvada.

Nuestros brazos

Los brazos de Mindy revelan dos cambios anatómicos significativos, causados ​​directamente por el uso del teléfono inteligente: la "garra de texto" que se produce después de agarrar constantemente su teléfono inteligente, doblando sus dedos en una posición poco natural durante largos períodos de tiempo.

Según el doctor Nikola Djordjevic de Med Alert Help explicó también consultado por la compañía que la forma en que sostenemos nuestros teléfonos puede causar tensión en ciertos puntos de contacto, lo que provoca una "garra de texto", que se conoce como síndrome del túnel cubital.

Por otro lado está el codo de 90 grados. Mindy tiene los codos doblados en la posición típica de cuando sostienen los teléfonos inteligentes y ésta puede estirar el nervio detrás del codo y presionarlo.

Foto: TollFreeForwarding

Cuerpos de otros tamaños y encorvados

La postura de Mindy es completamente encorvada. Los músculos de su cuello, llamado "cuello tecnológico" por el doctor K. Daniel Riew, perdieron la capacidad de sostener erguida la cabeza, por la cantidad de tiempo que pasamos con ella hacia abajo, viendo nuestros teléfonos.

Su cabeza es más grande por su cráneo grueso, para proteger el cerebro del daño que según recientes estudios la radiación que emiten los celulares podría causarle, explicó la compañía.

Foto: TollFreeForwarding

¿Qué pasará con nuestros ojos?

Según la empresa, existen investigaciones que demuestran que las pantallas de nuestros dispositivos causan dolor de cabeza, ocular e incluso pueden provocar ceguera. Para protegerse de esto, los ojos de Mindy también cambiaron.

Según el prototipo, los humanos desarrollaremos un segundo párpado para limitar la cantidad de luz dañina a la que se exponen nuestros ojos.

Foto: TollFreeForwarding

JM