Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Secretario de Seguridad Pública de Acapulco renuncia

Max Lorenzo Sedano Romano acusó que el fiscal General del Estado, Zuriel Santos de la Barrila, y el director de la Policía Municipal, Esteban Maldonado, lo amenazaron para que dimitiera.

Fuerzas federales tomaron el control de la policía de Acapulco. (Rogelio Agustín)

GUERRERO.- Max Lorenzo Sedano Romano informó que presentó su renuncia al cargo de secretario de Seguridad Pública de Acapulco, tras permanecer 72 horas retenido luego de que autoridades federales y estatales tomaron el control del municipio.

TE RECOMENDAMOS: Por “ley mordaza” y Cabeza de Vaca, PAN y Morena se agarran en el Senado

Al salir de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, mencionó que había presentado su renuncia irrevocable y abordó un taxi.

El capitán de navío Max Lorenzo Sedano Romano asumió el cargo en mayo de 2016 y dijo, al inicio de su gestión, que lo primero que haría era un diagnóstico de la situación en la que se encontraba la Policía Municipal y que se reforzaría el programa de seguridad Escudo Acapulco.

En la mañana, Sedano Romano acusó que el fiscal General del Estado, Jorge Zuriel Santos de la Barrila, y el director de la Policía Ministerial, Esteban Maldonado Palacios, lo presionaron para dimitir al cargo y que incluso lo amenazaron con imputarle delitos si no lo hacía.

Al salir de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, mencionó que había presentado su renuncia irrevocable y abordó un taxi. El capitán de navío Max Lorenzo Sedano Romano asumió el cargo en mayo de 2016 y dijo, al inicio de su gestión, que lo primero que haría era un diagnóstico de la situación en la que se encontraba la Policía Municipal y que se reforzaría el programa de seguridad Escudo Acapulco. En la mañana, Sedano Romano acusó que el fiscal General del Estado, Jorge Zuriel Santos de la Barrila, y el director de la Policía Ministerial, Esteban Maldonado Palacios, lo presionaron para dimitir al cargo y que incluso lo amenazaron con imputarle delitos si no lo hacía.

Además, señaló que durante el operativo de intervención de las fuerzas federales y del estado, los oficiales saquearon su oficina y le robaron una pistola que compró en la Semar, 30 mil pesos, dos tarjetas de crédito, una de débito y hasta un perfume, entre otros objetos.

Aseguró que el municipio de Acapulco tiene una policía acreditada y certificada; además, que 50.3 por ciento del personal está listo para la nueva tarjeta de Clave Única Policía (CUP), únicos en el país, presumió.

Desestimó las acusaciones que les imputan a los mandos detenidos y recluidos en el penal de Iguala, en la zona norte del estado de Guerrero, y aseguró que la policía del puerto de Acapulco “es buena”.

“Si pensaban que aquí iban a encontrar cuartos con droga, aquí no hubo nada, absolutamente nada, sería otro caso. La detención de El Fénix y El Brayan son asuntos de hace más de diez años, son averiguaciones previas por homicidios”, puntualizó.

JM