Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

"La prioridad del ejército son las vidas humanas": jefe de Protección Civil de SEDENA

Solidaridad, acompañamiento y compromiso con la población son las labores principales que realiza el Ejército mexicano en materia de desastres naturales.  

CIUDAD DE MÉXICO.- Esta mañana se presentó en el estudio de Telediario con Azucena Uresti y Jaime Núñez, el el coronel Miguel Marroquín Carreón, jefe de Protección Civil de SEDENA para hablar sobre el Plan DN-III aplicado en Sinaloa, Sonora y Michoacán.

TE RECOMENDAMOS: Incrementa el nùmero de fallecidos por desbordamiento de río en Michoacán

En la entrevista, Marroquín resaltó que la principal tarea del Ejercito mexicano es apoyar a la población y ver por las vidas humanas.

“La prioridad es las vidas humanas, ayudar a la población civil, posteriormente viene el apoyo de desazolve y entrega de despensas.”

El coronel, quien porta dos distintivos en los brazos, uno del plan DN-III y otro del plan DMX informó sobre la diferencia que existe entre ellos y resaltó la importancia que tiene el plan DN-III para el Ejército y para la población.

Explicó que mientras el plan DMX, el cual es parte del Gobierno Federal, se encarga de coordinar las acciones de la Marina, Plan DN-III y dependencias federales; el plan DN-III es un instrumento operativo que distribuye a los elementos del ejército y Fuerza Aérea para ayudar a la población en los desastres naturales.

El plan DN-III incluye tres fases: prevención, auxilio y recuperación.

“El plan DN-III, es un instrumento operativo militar en el que se especifica las misiones para los organismos y todos los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos en atención a los desastres, se puso en ejecución en 1966 cuando el huracán Inés afectó los estados de Tamaulipas y Veracruz.”

Marroquín también comentó que las instrucciones son recibidas por parte del Presidente de México, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, así como del Secretario de Defensa Nacional.

Añadió que en cada unidad operativa del Ejército se encuentra una fuerza de reacción para poder atender cualquier desastre.

El personal que se encuentra desplegado cuenta con los instrumentos necesarios para poder presentarse rápidamente al lugar que requiere la ayuda.

Los elementos del ejército cuentan con entrenamiento en todas las áreas de protección civil y se ofrece capacitación constante para poder actuar en cuento se necesite.

Además, el coronel afirmó que el entrenamiento es diario, disciplinado y estricto.

Cabe mencionar que como parte del Plan DN-III se ocupan helicópteros, los cuales tienen una base aérea en Santa Lucía, la cual es un punto estratégico militar, ya que de ese lugar los elementos aéreos salen a cualquier punto del país a donde sean requeridos.

También cuentan con cinco cocinas comunitarias, las cuales se reubican dependiendo del lugar en desastre en donde se soliciten para ofrecer ayuda a los pobladores que sufren a causa de algún fenómeno natural.

Como parte del apoyo que están ofreciendo en los estados en los que las lluvias causaron destrozos y dejaron damnificados a causas de las inundaciones, Marroquín comento que la fase de prevención comenzó desde el 19 de septiembre, en donde se alertó al personal y equipo de trabajo para apoyar a la población.

“En este momento se encuentran en Sinaloa 1350 militares, en Sonora 850 y en Michoacán 203 100 cuerpos de Defensa Rurales y 103 militares.”

El comandante indicó que, en este momento, en Sinaloa se encuentran dos helicópteros, mientras que en Sonora están presentes tres, como parte del plan de ayuda.

El Ejercito se encuentra comprometido con la población para salvaguardar vidas, trabajan con disciplina y tienen la convicción de ayudar y procurar a las personas.

ZNR