Javier Duarte defiende a Karime Macías: acusaciones son sandeces Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Javier Duarte defiende a Karime Macías: acusaciones son sandeces

El ex gobernador de Veracruz aseguró que sería imposible que su esposa haya desviado recursos públicos porque su cargo era honorario.

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte. (Archivo Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Javier Duarte tachó de "mentiras y sandeces" los señalamientos de que su esposa Karime Macías desvió recursos públicos del gobierno de Veracruz.

TE RECOMENDAMOS: PGR me puso pistola en la cabeza: Javier Duarte

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, el ex gobernador veracruzano aseguró que los planteamientos contra su esposa son imposibles porque ella no fue funcionaria pública y el puesto que ocupó era sólo honorario.

"Es materialmente imposible que Karime haya desviado recursos públicos simple y llanamente porque no fue servidora pública", dijo.

Duarte de Ochoa aseguró que su esposa y sus hijos viven solos en Reino Unido y sus gastos mensuales son de unos 180 mil pesos.

"Para algunos es mucho dinero, para otros es poco dinero; para mí es todo lo que tengo", dijo vía telefónica desde el Reclusorio Norte.

En Londres, Karime Macías paga alrededor de 50 mil pesos por colegiaturas y otros 800 mil pesos por atención médica, transporte, alimentación, servicios y ropa.

No cuentan con servicio doméstico y tienen poca vida social.

"Es lo que hay. Es lo que tengo para mantenerlos. Después de la campaña que han venido haciendo todo el mundo cree que soy multimillonario y la vedad es que me estoy tronando los dedos. Si no fuera por el apoyo de mis familiares y amigos, no podría mantenerlos allá", destacó.

Javier Durate dijo que diariamente conversa vía telefónica con su familia, y sus hijos de 14, 11 y seis años, a quienes no ve desde hace dos años y medio.

"Todos los días hablo con mi esposa y mis tres hijos, no he perdido la comunicación, tengo dos años de no ver a mi mujer y dos años y medio de no ver a mis hijos que es el mayor suplicio, la mayor tortura que uno puede recibir es el estar lejos de sus seres queridos. Esa es la verdadera agonía que estoy viviendo".

PGG