Ex directora de colegio Rébsamen es declarada culpable de homicidio culposo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Ex directora de colegio Rébsamen es declarada culpable de homicidio culposo

Logra Fiscalía capitalina que el Tribunal Colegiado dictara fallo condenatorio contra Mónica García Villegas, ex directora del colegio Rébsamen.

CDMX.- A tres años del 19 de septiembre del 2017, cuando un sismo sacudió a la Ciudad de México y cobró la vida de varios menores de edad en el colegio Rébsamen, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México solicitó 57 años de pena privativa de libertad contra Mónica García Villegas, propietaria de un inmueble habilitado como colegio privado.

"El Ministerio Público logró obtener de un Tribunal de Enjuiciamiento un fallo condenatorio por los delitos de homicidio culposo y de Responsabilidad de Director Responsable de Obra o Corresponsables. Las pruebas desahogadas por la FGJCDMX fueron contundentes para establecer que la mujer fue omisa al no atender las disposiciones establecidas en el Reglamento de Construcciones y la Ley de Desarrollo Urbano,ccon lo que puso en riesgo a toda la comunidad educativa del plantel que colapsó en el sismo del 19 de septiembre de 2017" se pudo leer en el comunicado de la FGJCDMX.

La representación social pidió 52 años de prisión por el delito de homicidio culposo, diversos 26, al tener calidad garante de las vidas de todos los que conformaban la comunidad educativa, y cinco años adicionales por el delito de Responsabilidad de Director Responsable de Obra (DRO) o Corresponsables, hipótesis de propietaria; en tanto, la institución aún se encuentra a la espera de la audiencia de individualización.

Durante la audiencia que comenzó a las 09:00 horas y concluyó pasadas las 23:00 horas en el Tribunal de Enjuiciamiento, se expusieron los alegatos de clausura que presentaron las partes involucradas, donde la maestra se dijo “inocente” durante su alegato final.

Con los elementos de prueba reunidos por el Ministerio Público, en colaboración permanente con los padres de familia, se pudo demostrar que la mujer, aun cuando tenía pleno conocimiento de que su conducta estaba prohibida, no respetó las normas de construcción en cuanto al número de niveles ni el tipo de uso de suelo autorizado en la zona, lo que puso en riesgo a la comunidad educativa que le correspondía proteger.

CGG