Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Decomisan sexenio pasado 565 toneladas de medicamentos

De las 565 toneladas de producto decomisado, 67 por ciento está clasificado de “malas prácticas”.

(Foto: Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el sexenio pasado las autoridades decomisaron 565 toneladas de medicinas a través de 226 operativos para abatir el mercado ilegal, según un informe de la Cofepris, que formó parte del Grupo de combate a la ilegalidad del gobierno de la República.

TE RECOMENDAMOS: Es derecho a medicamentos, no al cuadro básico dice AMLO sobre Plan de Salud

El reporte destaca que El Santuario, en Guadalajara, Jalisco; Tepito, los mercados de Tláhuac y de San Felipe, en Ciudad de México, y El Salado, en Mexicali, Baja California, son los sitios donde prolifera la comercialización de medicamentos prohibidos y robados.

En ese sentido, el monto total por las 327 multas por medicamentos ilegales durante 2011-2018 ascendió a 132 millones 739 mil 206 pesos, además se realizaron 389 sanciones.

Las acciones estuvieron encabezadas por el Grupo de combate a la ilegalidad del gobierno de la República, integrado por el SAT, la entonces PGR, la PF, la Cofepris y la Profeco.

Las entidades donde más producto apócrifo y hurtado se incautó fue en Ciudad de México, Jalisco, Estado de México, Puebla, Chiapas, Veracruz y Guanajuato.

De las 565 toneladas de producto decomisado, 67 por ciento está clasificado de “malas prácticas”, 11 por ciento “caduco”, 10 por ciento “muestras médicas”, 5 por ciento “fraccionado”, 3 por ciento “adulterado” y 1 por ciento “falsificado”.

El mayor decomiso de producto ilegal ocurrió el 27 de noviembre de 2013 en Zapopan, Jalisco, de 166 toneladas por malas prácticas de fabricación.

El entonces titular de la Cofepris, Mikel Arriola, informó que el volumen de lo incautado es cinco veces mayor a todo lo de 2012. Las 166 toneladas fueron aseguradas en bodegas de las empresas Medicinas Lacer SA de CV, Laboratorios Farmadem, SA de CV y Material Médico de Occidente SA de CV, a las que también se les canceló su registro sanitario.

PGG