user-icon user-icon
  • Clima
    • Monterrey 25ºC 23ºC Min. 27ºC Máx.
    • cielo claro
    • Próximos 5 días
      • Viernes
      • 23º / 33º
      • cielo claro
      • Sábado
      • 22º / 33º
      • cielo claro
      • Domingo
      • 22º / 32º
      • cielo claro
      • Lunes
      • 22º / 32º
      • cielo claro
      • Martes
      • 23º / 33º
      • cielo claro
    • Pronóstico en video Abimael Salas nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este jueves 28 de septiembre de 2023.
    • Abimael Salas nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este jueves 28 de septiembre de 2023.
      • Video
      • media-content

EU mantendrá preso a 'El Efra', narco que disolvía cuerpos en sosa cáustica

Efraín Pérez, del cártel de Tijuana, inauguró en México una técnica que utilizaron narcotraficantes para disolver cuerpos en tambos con sosa cáustica.

Laura Sánchez Ley Ciudad de México /

Tras dos años de suplicar compasión al gobierno de Estados Unidos, Efraín Pérez Arciniega, El Efra y quien inauguró en México el “método pozole”—una técnica que utilizaron esbirros del narcotráfico para disolver cuerpos en tambos con sosa cáustica—seguirá en la cárcel en ese país pues un juez determinó que de ninguna manera saldrá de prisión e incluso dijo que, si muere en los próximos años, será una de las consecuencias por todas las atrocidades cometidas.

MILENIO reveló en 2021 que Pérez Arciniega, un miembro del narcotráfico en cuyo haber se cuentan varios de los crímenes más sanguinarios en la historia, solicitó su libertad anticipada tras haber cumplido 11 de los 25 años a los que fue sentenciado.



El Efra lo intentó todo: justificó tener problemas de salud como una enfermedad arterial coronaria, deficiencia renal, diabetes, hipertensión, apnea obstructiva del sueño y una tuberculosis latente; además, alegó tener una avanzada edad y sobre todo, subrayó la cooperación que brindó al gobierno estadunidense para cavar la tumba del Cártel de Tijuana, de los hermanos Arellano Félix, mismo que él ayudó a fundar. Quería cobrar el favor.

Tras dos años de análisis, finalmente el juez Larry Alan Burns, el mismo que ha sentenciado a todo el cártel de los Arellano en Estados Unidos, le negó cualquier posibilidad de salir en prisión e incluso le dejó saber que no le importaba si fallecía en la cárcel.

“Pérez fue responsable de una conducta atroz perpetrada en apoyo de los objetivos del cártel, cuyas consecuencias a menudo implicaban corrupción y una violencia brutal. Que Pérez no sobreviva más allá del resto de su sentencia es una desafortunada consecuencia de las elecciones que hizo por un periodo de casi veinte años”, fue la última determinación del juez.

Capo no sobrevivirá más de 10 años en prisión


Efraín Pérez argumentó que sólo quería regresar a casa con su familia tras más de una década en prisión. Arguyó que según los diagnósticos médicos de las enfermedades que padece, no sobrevivirá más de 10 años en prisión, que la reclusión lo llevará en pocos años a un inminente fallecimiento.

Larry Alan Burns no se tocó el corazón y justificó que “Pérez sabía que miembros del cártel de los Arellano Félix asesinaron a numerosas personas en fomento de las actividades ilegales y también participó personalmente en múltiples incidentes que llevaron a los asesinatos de personas”.

El juez no escatimó palabras para recordar los sanguinarios actos porque, además, El Efra dejó una siniestra escuela. Según una averiguación previa en la entonces Procuraduría General de la República, él fue el hombre detrás de Santiago Meza López, conocido como El Pozolero, quien durante años disolvió en sosa cáustica entre 300 y 600 cuerpos previamente descuartizados.

Hermanos Arellano Félix. | Reuters
Hermanos Arellano Félix. | Reuters


Según El Pozolero, que antes de su macabro oficio se dedicara a tareas de albañilería, El Efra fue quien le dio este trabajo y le enseñó el método que ha sido replicado por la mayoría de las organizaciones que trafican droga desde México. Al disolver los cuerpos se volvió casi imposible la identificación de cientos de personas que aún se encuentran en estatus de desaparecidos.

Hoy la historia de El Pozolero – y, por tanto, de su maestro El Efra– es tristemente célebre: un hombre originario de un pueblito de Sinaloa que confesó haber disuelto más de 300 personas. Cobraba por cada “trabajo” 600 dólares. Esa fue la solución que el cártel de Tijuana encontró para no dejar rastro de cientos de asesinatos en Baja California.

Cuando fue detenido en el año 2009, Santiago Meza declaró que fue en 1996 cuando empezó a hacer “pozole” para los Arellano Félix. Relató que “un día me llamó Efraín Pérez para que viera un experimento; llevaban sosa granulada y una cubeta, entonces le echaron agua a la cubeta, como a la mitad, y le echaron cuatro kilos de sosa. Como me estaban explicando, me pidieron que moviera la sosa en el agua para desbaratarla y cuando empezó a humear, le echaron una pierna de res que llevaron. La carne se deshacía”.

Seis meses después lo mandó llamar Efraín y le dijo: “chapito, vamos a experimentar ahora sí con carne humana”. Tiempo después el narcotraficante incluso le proporcionó un rancho para realizar la macabra labor. “Terminábamos de pozolear y nos íbamos”, fue una de las declaraciones del Pozolero, como publicó MILENIO en 2021.


José Santiago Meza, El Pozolero, fue detenido en 2009. | Archivo
José Santiago Meza, El Pozolero, fue detenido en 2009. | Archivo


Pero El Efra, al ser extraditado a Estados Unidos, no resultó ser el más leal con sus ex jefes, los hermanos Arellano, a quienes delató. Su cooperación fue tan “extraordinaria”, como la llamó la Fiscalía de California en el año 2010, que logró que su sentencia se redujera de pasar toda la vida en prisión, a solo 25 años.


El Efra buscó pasar sus días con su familia tras pagar su deuda con la sociedad


El criminal, sin embargo, no tuvo tanta paciencia y en 2010 consideró que había pagado su deuda con la sociedad y que era hora de salir de prisión. Como ya se refirió, según él le quedan pocos años de vida y quiere pasarlos en libertad, con su familia. Pero los fiscales inmediatamente trajeron a cuento los crímenes atroces de Efraín, que incluyen un operativo para deshacerse de los cuerpos de tres fiscales mexicanos que fueron asesinados por miembros del cártel de los Arellano.

Luego de la apelación de El Efra, durante dos años hubo silencio por parte del juez Larry Alan Burns. Lo único que se registró durante su proceso judicial fue una orden para clasificar como reservado su expediente, porque la defensa del sentenciado aseguró que, de seguir público, sería objetivo de represalias por parte de integrantes del crimen organizado que siguieran vinculados con lo que fue el cártel de Tijuana.

“Esta información podría representar una amenaza para su seguridad”, confirmó el juez Larry Alan Burns en abril del 2022. Pero no dijo mucho más que eso.

Ahora, en un documento judicial radicado en la Corte del Distrito Sur de California, el juez finalmente puso el último candado sobre la celda de Efraín. “Pérez fue uno de los fundadores en casi todos los aspectos de las operaciones del cártel: supervisó la recepción de grandes cargamentos de droga en México, y el contrabando de drogas hacia Estados Unidos. Además, recolectó droga”, se lee.

Según el juez, el hoy preso sabía que otros miembros del cártel obstruyeron repetida y deliberadamente las investigaciones oficiales con base en sobornos a policías y personal militar. Y cuando eso no era suficiente, también asesinó a informantes y a testigos potenciales.

El argumento contra Pérez fue contundente: “Esta fue una organización brutal (...) muchas de las cosas que se hicieron en nombre de esta organización con la complicidad del señor Pérez y otros altos funcionarios fueron brutales, indescriptibles. Aunque él no lo hizo con su propia mano, él lo autorizó. Él era uno de los tiradores…”.

Larry Alan Burns destacó que la Corte también encontró que una sentencia de 300 meses –es decir, 25 años– es consistente con sus actos. Añadió que, por cierto, la Corte sí tomó en cuenta sus padecimientos y su estado de salud al calcular su sentencia, en 2010.

“No lo discuto, él tiene algunos problemas de salud profundos y una pena de 300 meses es una sentencia sustancial para él y probablemente resulte en que él nunca deje una prisión federal de los Estados Unidos. Tengo eso en mente”, admitió el juez, pero confirmó que “aquí, la Corte no puede —y no lo hará— ignorar la extensa participación de Pérez en uno de los cárteles de la droga más perniciosos. Pérez fue responsable de una conducta atroz perpetrada en apoyo de los objetivos del cártel, cuyas consecuencias a menudo implicaban violencia brutal”.

Destacó que la pena originalmente impuesta por el Tribunal refleja no sólo la gravedad y seriedad de los delitos de El Efra, sino también la necesidad de disuadir a él, y a cualquier otra persona, de cometer tales crímenes. Según el Buró de Prisiones de Estados Unidos, el maestro de El Pozolero saldrá en libertad hasta el 20 de abril del 2030. Hasta entonces, esperará tres años en libertad condicional y después, si sobrevive, será deportado a México.



cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon