user-icon user-icon
  • Clima
    • Monterrey 31ºC 20ºC Min. 31ºC Máx.
    • Partly sunny
    • Próximos 5 días
      • Viernes
      • 21º / 34º
      • Partly sunny
      • Sábado
      • 20º / 34º
      • Partly sunny
      • Domingo
      • 18º / 35º
      • Partly sunny
      • Lunes
      • 20º / 35º
      • Partly sunny
      • Martes
      • 21º / 34º
      • Partly sunny
    • Pronóstico en video Abimael Salas nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este jueves 26 de mayo de 2022.
    • Abimael Salas nos da el pronóstico del tiempo en Monterrey para este jueves 26 de mayo de 2022.
      • Video
      • media-content

Cártel del Marro perdió base social y hoy sobrevive del narcomenudeo

La fuerza operativa de “El Marro” también ha ido desapareciendo. El cártel ha perdido a sus sicarios, sus armas, casas de seguridad, guaridas, viviendas de lujo y hasta su base social.

Jannet López Ponce Ciudad de México /

José Antonio Yépez Ortiz pasará el resto de su vida en una prisión de máxima seguridad. Los días de gloria de El Marro se esfumaron para él y para su grupo criminal que está a punto de extinguirse y que hoy, ha dejado atrás el liderazgo del robo de combustible para reducirse en pequeñas células de narcomenudeo que compran drogas al Cártel de Sinaloa para luego darle un toque guanajuatense: pintarla de azul.

MILENIO obtuvo las primeras imágenes de Yépez Ortiz en prisión, el único capo detenido en todo el país en este sexenio. En dos fotografías inéditas, el líder huachicolero se encuentra dentro de su celda, es parte de las rutinas diarias en las que un guardia de seguridad que sólo se deja al descubierto los ojos, acude por él para sacarlo de su dormitorio. Lo coloca contra la pared frente a la cama y lo revisa con las esposas colocadas con las manos entrelazadas por la espalda.

En una tercera fotografía, El Marro se muestra de frente ya con las esposas en la parte delantera. Viste pantalón y playera tipo polo. Con el cabello casi a rapa, aparece haciendo una mueca como si hablara con alguien. Un guardia distinto sin gorra y con la cara sólo cubierta hasta la nariz, lo guía por detrás.

Es la historia que deberá repetir por el resto de sus días, luego de que el pasado viernes, un juez le dictó una pena de 60 años por el delito de secuestro. En agosto de 2020, cuando fue aprehendido, El Marro respondió a los elementos de seguridad que tenía 40 años de edad, de acuerdo con un video también en poder de este medio.

Desde entonces, los 17 meses que Yépez Ortiz ha pasado en la prisión de máxima seguridad del Altiplano bastaron para que cada uno de los personajes que buscaron liderar el Cártel de Santa Rosa de Lima y mantener su poderío en Guanajuato terminaran tras las rejas. Con la pelea interna por el control del grupo criminal, por un lado, y el debilitamiento por el otro, lo que un día fue el cártel que encendió las alertas en todo el país sobre el robo de combustible, incluso con ayuda de personal interno de Petróleos Mexicanos, está a punto de extinguirse.



Fuentes de primer nivel detallaron a MILENIO que, en estos momentos, las autoridades estatales y federales ni siquiera tienen identificado a un líder que siga al mando del cártel. Incluso aseguran que el grupo criminal ha comenzado a disolverse y quienes se mantuvieron dentro de la organización, terminaron dividiéndose en pequeñas células de narcomenudeo.

El robo de combustible se redujo en más del 90 por ciento en Guanajuato por la custodia permanente a los ductos de Pemex de la refinería de Salamanca y sólo les resta el narcomenudeo.

Cercanos a las investigaciones detallaron que compran la droga al Cártel de Sinaloa, grupo con el que, como MILENIO reveló el año pasado, El Marro buscó alianzas para enfrentar al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Ahora es el que los abastece de drogas que luego personalizan con un sello guanajuatense: la pintan de azul como un distintivo del cártel estatal. Imágenes de los decomisos de la Fiscalía General de la República muestran la droga, principalmente cristal, que el CJNG coloca en bolsitas transparentes con su logo; mientras que los del cártel local destacan por su color azul que va en bolsas del mismo color.

La fuerza operativa de El Marro también ha ido desapareciendo. El cártel ha perdido a sus sicarios, sus armas, casas de seguridad, guaridas, viviendas de lujo y hasta su base social.

Un reporte interno de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato muestra cómo el Cártel de Santa Rosa de Lima reforzó en más de un 500 por ciento la compra de armas a finales de 2019, en los últimos meses de libertad de Yépez Ortiz y cuando se quedó cada vez, con menor refugios para escapar de las autoridades que detectaban estas armas en operativos y decomisos en los inmuebles del cártel.

En el 2019, el primer año del operativo denominado “Golpe de Timón” que tenía como objetivo principal cazar a “El Marro” en coordinación con las fuerzas armadas, la Guardia Nacional, las fuerzas del Estado y el Grupo Especializado de Reacción Inmediata de la Fiscalía estatal detuvieron a 274 integrantes del cártel y decomisaron 72 armas: 36 largas y 36 cortas, 12 mil 937 cartuchos, 246 cargadores y 30 granadas.

En el 2020, las autoridades detuvieron a 894 integrantes del Cártel de Santa Rosa incluido su líder, El Marro, objetivo principal tras 17 meses de intentos fallidos. Ese año, previo a la detención del líder huachicolero y en los meses posteriores, lograron debilitar su arsenal quitándoles 408 armas: 209 cortas y 199 largas, así como 23 mil 60 cartuchos y 913 cargadores. También decomisaron 26 granadas además de los principales lugares en los que los sicarios las fabricaban y que eran utilizadas para generar bloqueos cuando el capo estaban a punto de ser atrapado.

En el 2021, ya con El Marro preso, lograron detener a 955 sicarios, debilitando así al grupo criminal cada vez más, decomisaron 266 armas: 143 cortas y 123 largas, siete mil 853 cartuchos, 278 cargadores y de enero a febrero no detectaron ni una sola granada. Lo que para las autoridades también demuestra que la base social del Cártel de Santa Rosa de Lima se ha desarticulado, pues tampoco se han repetido los bloqueos carreteros con familias enteras para defender a los integrantes de este grupo criminal como sucedía cuando el huachicolero huía de los elementos de seguridad.

Aunque este cártel está a punto de extinguirse y las autoridades estatales presumen una disminución en promedio de mil homicidios, la violencia en Guanajuato no cesa. Con El Marro en prisión, el Cártel Jalisco Nueva Generación extendió su poderío y reforzó su pelea por la plaza, lo que mantiene la violencia en varios municipios de la entidad.




mvls 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon