Platillos típicos de la Ciudad de México para estas fiestas patrias Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

¿Con queso o sin queso? Este es el origen de las quesadillas y otros platillos preferidos de los chilangos

En estas fiestas patrias, no hay mejor manera de festejar que con un delicioso platillo mexicano. Te contamos cuál es el origen de algunos de ellos.

Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- ¡Qué viva México y su gastronomía! En estas fiestas patrias no hay mejor forma para celebrar que con un buen platillo mexicano. Aunque muchos de ellos han generado polémica debido a su preparación o preferencia de la gente, no cabe duda que todos son deliciosos. En esta ocasión te presentamos el origen de algunos platillos que más se consumen en la Ciudad de México.

TE RECOMENDAMOS: Así es el palco del Estadio Azteca que rifará el gobierno el 15 de septiembre

Quesadillas

Las quesadillas son un platillo que se elabora en diferentes partes del mundo, sin embargo, en México tienen la peculiaridad de prepararse con tortilla de maíz. El debate sobre su origen y cómo se prepara inició entre los chilangos y el resto de los estados de la república, ya que muchos consideran que este platillo siempre debe llevar queso, pues su nombre lo indica, pero en la Ciudad de México puede no llevarlo y sigue considerándose una quesadilla.

¿Cuál es su origen?

De acuerdo con la RAE, la palabra quesadilla proviene del castellano quesada, que hace referencia a un pastelillo de queso, que se deriva de queso.

Quesadilla, por lo tanto, es una derivación del vocablo quesada, al cual se le ha añadido el sufijo -illa, que posee un valor diminutivo.

También significa tortilla de maíz o trigo doblada por la mitad, rellena de queso y a veces de otros ingredientes propios de la cocina mexicana.

Este platillo consiste en una tortilla de maíz doblada por la mitad que pude estar rellena de queso u otros ingredientes como picadillo, huitlacoche, flor de calabaza, tinga de pollo o de res, rajas, hongos, chicharrón, papa, entre otros (puede llevar queso o no, dependiendo de la elección del comensal), aunque en algunas zonas del país se considera que éste es un elemento fundamental.

Sin importar el origen, el significado o si lleva queso o no, éste es uno de los platillos preferidos de los mexicanos.

¿Esquites o elote?

Este es otro de los grandes debates sobre la comida mexicana, ya que mientras unos prefieren comer el elote hervido preparado con mayonesa, queso y chile (del que pica o del que no), o asado con limón y chile, otros prefieren un calentito vaso de esquites.

Los esquites son un platillo originario del centro del país, elaborado con granos de elote, generalmente hervido con sal y epazote, que suele venderse en las calles, y al igual que los elotes, se preparan con mayonesa, limón, queso y chilito. Aunque en algunos lugares les ponen hasta chamorros y patas de pollo. ¿A ti, cómo te gustan?

Pambazo

Otro platillo consentido de los garnacheros son los pambazos, un platillo típico de la zona centro del país que se prepara con un pan blanco redondo, que se sumerge en chile guajillo y se rellena con papa y chorizo, aunque también se puede rellenar con tinga de pollo o de res, y sí, también puede llevar quesillo, lechuga, crema, queso rallado y su salsita “pa´que sepa”.

En algunas regiones como Puebla y Veracruz, el pambazo se rellena con mole poblano dulce o con frijoles refritos y longaniza.

Tacos de canasta

De chicharrón, de papa, de adobo y de frijol, acompañados por su característica salsa verde, esta delicia culinaria es originaria de Tlaxcala, pero es una gran consentida de los chilangos.

Este platillo consiste en una tortilla doblada rellena de papa, chicharrón, frijoles y adobo, bañada en aceite o manteca derretida, la característica principal de estos tacos es que se guardan en una canasta para mantenerlos calientes y se venden en bicicletas que circulan por las calles de la Ciudad de México, o en puestos callejeros.

Como dato curioso, los tacos de canasta comenzaron a venderse en los años 50 en la localidad de San Vicente Xiloxochitla, en Tlaxcala, en la conocida “capital del taco de canasta”. Estos tacos eran un platillo que se consumían después de la jornada de trabajo en el campo, por lo que desde entonces se venden a bajo costo.

ZNR