Me tronaron la rodilla: denuncia agresión por policías de la CDMX en supuesto retén Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Me tronaron la rodilla: denuncia agresión de policías SSC en supuesto retén [VIDEO]

De acuerdo con el denunciante, cuando viajaba con su familia en un auto sobre Canal del Norte, unos seis policías se les acercaron y les pidieron bajar del vehículo, pues estaban en un "punto rojo" y al rechazar hacerlo, fueron agredidos.

Captura de pantalla del video | El ciudadano afectado, denunció la agresión que los policías de la SSC le causaron durante un retén.

CIUDAD DE MÉXICO.- Mauricio y su familia se dirigían a Paseo de la Reforma para celebrar un cumpleaños, cuando salieron de casa y subieron a su auto; sin embargo, sus planes se vieron frustrados cuando policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), los agredieron en un supuesto retén donde, de acuerdo al denunciante, "le rompieron la pierna" a uno de los tripulantes.

TE RECOMENDAMOS: Obliga a su hija a tocar a un hombre y transmite en vivo desde Valle de Chalco; irá 10 años a prisión

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de diciembre de 2019, cerca de las 16:30 horas, cuando la familia viajaba sobre avenida Canal del Norte, pero al casi llegar a la Avenida del Trabajo había cerca de seis oficiales deteniendo a conductores.

Pero al detenerse ante la luz roja de un semáforo, los policías se les acercaron y preguntaron quién era el propietario del auto, argumentando que "se trataba de una revisión de rutina” en la colonia Morelos, alcaldía Venustiano Carranza.

Sin embargo, Mauricio, quien había sido Policía Federal, les señaló que el protocolo con el que los habían detenido, no había sido el adecuado, agregando que no portaban una orden que sustentara dicho "operativo de revisión".

"¡Hermano tu chingada madre!"

En el auto también viajaba la madre de Mauricio y su sobrina Valeria, quienes argumentan que "los oficiales mostraban una actitud un tanto inadecuada".

"Bajé el vidrio cuando se acercaron y nos dijeron '¡Bájense del carro hijos de su pinche madre!'; pedí una explicación y uno de los oficiales dijo que era un revisión para ver si traíamos armas o si el carro era robado", explicó Mauricio.

“Le dije 'no, no te equivoques y mira cómo me estás hablando hermano' y el policía respondió '¡Hermano tu chingada madre! ¡Bájense del carro!'; posteriormente más policías nos rodearon, el semáforo cambió a verde y ya no nos dejaron avanzar, narró Mauricio.

"Mi hermano hasta le dijo al policía que íbamos en familia y mi madre comentó que íbamos a una comida, pero el policía respondió 'que era zona de punto rojo y teníamos que bajarnos del carro'”, cuenta.

"Me tronaron la rodilla, se me juntaron como cinco"

Mauricio contó que uno de los oficiales les preguntó de quién era el vehículo y su sobrino Rodrigo, quien iba al volante, dijo que era de él, mientras que el papá del joven optó por subir la ventanilla, misma en la que el oficial tenía colocada su mano y quien respondió: “si me aplastas no sabes el pedo en el que te metes, te voy a bajar a bola de vergazos” y abofeteó a Rodrigo.

Cuando me percato de eso honestamente le contesté al oficial '!Bájale de huevos cabrón! Es un menor de edad' y dijo que 'le valía madre' y en ese momento un policía que estaba junto a mi puerta la abrió y me dijo '!Chingaste a tu madre compa!' y me empezaron a jalonear. Me aferré al carro, mi mamá me mete las manos por debajo de las axilas para que no me bajaran (...) los oficiales decían que me iban 'a partir la madre'".

"Me tronaron la rodilla, se me juntaron como cinco policías para bajarme del carro. Uno me pegó en las costillas para poncharme y soltarme de la agarradera del vehículo. La pierna derecha lograron doblarla y me abrieron el compás de las piernas".

"Uno me tenía de la mano, el otro me estaba jalando del pecho y espalda y otros dos me jalaron de la pierna. El que abofeteó a mi sobrino corrió y me dio un golpe en la boca. Ya cuando me jalonearon, escuché cuando me tronó la rodilla y siguieron pegándome. Ya cuando empiezan a escucharse más gritos de mi mamá, los dos que me la rompieron se alejaron del lugar y se quedó el que me pegó en la boca, relata.

"Ya déjalos ir, que se vayan"

"Una vez ocurrida la agresión, los oficiales comenzaron a retirarse pero una mujer policía se acercó a decirles que se calmaran 'porque si no nos vamos a dar unos putazos entre todos' y cuando mi sobrina Valeria les dice que me rompieron la rodilla, la oficial respondió '¡Tú cállate pinche chamaca!'” y posteriormente les pidió que se orillaran.

Mauricio cuenta que aunque no alcanzaron a percatarse la matrícula de la patrulla donde estaban los policías, el que le pegó a su sobrino “es de aproximadamente 25 años, tez morena, estatura 1.75 metros, complexión robusta y con una camisola con las iniciales L.I ROMERO H”, así como de otro con las iniciales “T. M. ESPINO”.

Mauricio sufrió fractura en la meseta tibial. Ya han pasado tres meses de aquel enfrentamiento con policías y hasta el momento no ha recibido justicia alguna. De hecho a pesar de presentarse a Asuntos Internos de la SSC, en la calle Liverpool, colonia Juárez, su caso no ha procedido a una carpeta de investigación.

Al regresar a las oficinas de la SSC para ver el estado de la denuncia y los oficiales no me dejaron pasar. Me quedé en la puerta y al comentarles la situación, estos le mencionaron que 'honestamente aquí viene mucha gente a denunciar y no pasa absolutamente nada (...) aquí entre ellos se cuidan, aquí es un desmadre'”, dice Mauricio, decepcionado.

IH luna