user-icon user-icon
  • Clima
    • Mexico City 20ºC 6ºC Min. 12ºC Máx.
    • Sunny
    • Próximos 5 días
      • Sábado
      • 9º / 22º
      • Sunny
      • Domingo
      • 6º / 20º
      • Sunny
      • Lunes
      • 7º / 22º
      • Sunny
      • Martes
      • 9º / 24º
      • Sunny
      • Miércoles
      • 8º / 24º
      • Sunny
    • Pronóstico en video Pamela Longoria nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este viernes 28 de enero de 2022.
    • Pamela Longoria nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este viernes 28 de enero de 2022.
      • Video
      • media-content

Puebla entre 'nexos y adicciones'  

La entidad encabeza la lista nacional en consumo de alcohol entre jóvenes de 15 a 17 años; la droga más consumida es la marihuana.

Editorial Telediario Nacional /

El inicio de un infierno que comienza con la adicción

Sergio, Estefanía y Franco tienen una historia en común: el consumo de alcohol y drogas desde su adolescencia. Por contextos de violencia, abandono o pobreza, su adicción inició a los 13 años, situación que los hizo perder todo, poner en riesgo su vida y la de sus seres queridos.

Sergio fue consumidor de heroína y cristal por 10 años, llegó a pesar 35 kilos y su hija nació mal por su consumo de drogas. El escenario de Estefanía es aún más difícil, fue  alcohólica por 13 años y en algún momento llegó a pensar en el suicidio. 

“Cuando empiezo a consumir cocaína siento un gran placer, sentía que era lo máximo, solo que poco a poco se fue convirtiendo en un infierno”, es el testimonio de Franco, quien fue adicto a la cocaína y el alcohol por más de una década. 

Anexos sin regulación aplican violencia para terminar con la adicción

Durante 1980, en México se popularizaron los “Anexos o  Grupos de Alcohólicos Anónimos”, ya que el estado no abordaba como una prioridad el consumo de sustancias como drogas o alcohol. Actualmente en el presupuesto de salud solo el dos por ciento se destina a atender la salud mental, ocho por ciento menos de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Por diferentes situaciones y contextos que se viven, en el estado de Puebla a lo largo de 2021, tres personas perdieron la vida al interior de “Anexos”; el último caso fue el pasado 6 de abril en el anexo “La Piedad”, ubicado en la colonia Lomas de San Miguel, en la capital poblana. 

Las primeras investigaciones indican que Alan Jafer, de 21 años de edad, estuvo amarrado, presentaba huellas de golpes en diversas partes del cuerpo, además de que murió a consecuencia de un severo traumatismo craneoencefálico. A decir de los familiares 15 días ingresó  de manera voluntaria por su adicción a las drogas.

La Comisión Nacional Contra las Adicciones (CONADIC) reconoce 281 centros de rehabilitación o anexos en México, número que equivale sólo al siete por ciento de los existentes en el país. Sin embargo, el verdadero problema es la operación de estos espacios, se estima que el 93 por ciento son clandestinos, trabajan por internamiento forzado, con métodos de violencia y sin una regulación oficial. Gilberto, quien ha pasado por varios anexos y grupos de rehabilitación para atender su problema de alcoholismo asegura que algunos anexos trabajan a “base de golpes”, dice que son los líderes que se hicieron ahí mismo los que actúan con violencia porque les tocó la “terapia antigua”. 

“El Grupo Manantiales,  era como caer a la cárcel, tener muchos castigos y mucha violencia, había golpes...”

Niños y adolescentes entre 10 y 19 años los más vulnerables ante las drogas

Los adolescentes son el grupo más vulnerable para caer en las drogas, hoy, la mitad de los sies millones 583 mil 278 habitantes que tiene la entidad de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI),  son menores de 28 años. 

En un estudio que publicó en 2019 el Centro de Integración Juvenil dio a conocer el consumo de drogas en Puebla: la muestra refiere que los niños de 10 a 14 años son los principales consumidores con el 44.1 por ciento , seguido del grupo de edad entre los 15 y 19 con el 40.3 por ciento, el tercer lugar lo ocupan los de  20 a 24 años con el 6.5 por ciento y por último los de 25 a 29 con el 3.2 por ciento. 

María Teresa Ramírez, vive y trabaja en Agua Santa, Unidad Habitacional ubicada al sur de la ciudad considerada por las autoridades un foco rojo en incidencia delictiva así como consumo de drogas y alcohol. A sus 19 años asegura que los jóvenes  cada  día  se inclinan más por el consumo de sustancias prohibidas “se les hace más fácil, que inclinarse a un deporte, alguna actividad fuera de”. 

La droga que más se consume en Puebla es la marihuana con un 83.3 por ciento, seguida de metanfetaminas con 44.1 por ciento y cocaína con 34.9 por ciento. En 2019, había 82,026 jóvenes consumiendo alguna de estas sustancias, concluye el estudio de los Centros de Integración Juvenil. 

“Sí está más a la mano día con día, los chavos entran así de me veo más cool haciendo esto cuando en realidad eso te destruye…”, dijo María Teresa Ramírez. 

Por si fuera poco Puebla encabeza la lista nacional en consumo de alcohol entre jóvenes de 15 a 17 años. Las principales razones: contextos de violencia, pobreza y falta de amor.

El Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado de Puebla (CCSJP) asegura que en la entidad, pero sobre todo en la capital, poco se  visibiliza a la juventud y es ahí donde más se vulneran sus derechos. 

Hazael Juárez Huetle,  Director de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia del organismo afirma que solo se piensa siempre en las medidas preventivas o de sanción para las personas adultas y poco en atender a la población juvenil, niños y niñas. Esto deriva en crear de manera improvisada un anexo para atender el problema de las drogas o el alcohol sin un estudio o presupuesto público.

¿Centros de rehabilitación o Grupos AA en el mismo contexto de violencia?

A diferencia de los anexos, los Centros de Rehabilitación o Grupos de Alcohólicos Anónimos, que por lo general opera la sociedad civil con cuotas de recuperación, afirman que trabajan bajo un esquema de espiritualidad.

Juan consumió drogas y alcohol por muchos años, hoy suma más de 20 sin ninguna sustancia prohibida en su cuerpo  y cuatro como responsable de un grupo con el mote de “Padrino”. 

“Un padrino tiene que tener corazón y la tolerancia de escuchar a una  persona enferma, tenemos que estar al frente del grupo y, ante todo, al cuidado de mis compañeros…” platicó Juan, en entrevista para Telediario Puebla

“Central Mexicana AA” es un centro de rehabilitación donde se encuentran hombres y mujeres que comparten experiencias, vivencias y realidades, hacen reuniones que van acompañadas de 12 pasos y estos 12 pasos van acompañados de Dios.  El único requisito para ser miembro es el deseo de dejar la bebida; el objetivo de sus integrantes es mantenerse sobrios. 

“Yo había ya caído en las garras del alcohol a un nivel teporocho, tuve que tocar fondo, parte de nuestros pasos de recuperación habla de ese fondeo que debe tener el alcohólico para reconocerse como un enfermo…” es el testimonio de Gilberto quien se rehabilito en el grupo Central Mexicana AA.  

Julio, quien es integrante de Central Mexicana AA, cuenta que la manera de trabajar es con reuniones de dos horas todos los días, ninguno va a la fuerza, la voluntad y la aceptación del problema es el primer paso para rehabilitarse. 

Drogadicción y alcoholismo una pandemia sin vacuna

En 2013 en la Unidad Habitacional de Agua Santa se inauguró el Centro Integral de Prevención y Participación Ciudadana, el primero de cinco que existen en la capital poblana. Su construcción y operación fue una inversión tripartita entre autoridades federales, estatales y municipales. Cada uno tuvo una inversión de entre 10 y 13 millones de pesos.

El objetivo principal de estos Centros era bajar la incidencia delictiva y alejar a los niños y jóvenes del alcohol y las drogas.  Hoy, a 8 años de distancia, no hay información y tampoco estadísticas que demuestren la efectividad de los mismos, a un año de la pandemia están cerrados y en el olvido tal parece que todo se trató de una obra faraónica que de nada sirvió. Asi la catalogan los habitantes de esta zona. 

José Luis Gómez, vive desde hace más de cinco décadas en Agua Santa, él afirma que el mundo de las drogas y el alcohol es un problema muy difícil de erradicar pero considera que las autoridades deberían de poner un poquito de esfuerzo para dar soluciones a la juventud y la sociedad poner el granito de arena que le toca. 

“Si queremos acabar con algún vicio, problema fuerte, se debe de atacar desde el seno familiar, un buen ejemplo de los padres para el reflejo de los hijos…”: José Luis Gómez. 

Para el Consejo Ciudadano los Centros Integrales sí sirvieron pero falta darle continuidad y aprovechar la infraestructura, además de elaborar estudios más completos con bases científicas que den un radiografía exacta de la pandemia de las adiciones que siempre ha existido y para la cual aún no hay vacuna que al menos la controle.

Especial Telediario David Alvídrez  / Miriam Pomposo / Missael Mora, TELEDIARIO. 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon
LAS MÁS VISTAS