user-icon user-icon
  • Clima
    • Mexico City 13ºC 10ºC Min. 27ºC Máx.
    • Afternoon clouds
    • Próximos 5 días
      • Lunes
      • 11º / 28º
      • Afternoon clouds
      • Martes
      • 11º / 28º
      • Afternoon clouds
      • Miércoles
      • 12º / 28º
      • Afternoon clouds
      • Jueves
      • 11º / 27º
      • Afternoon clouds
      • Viernes
      • 12º / 26º
      • Afternoon clouds
    • Pronóstico en video Monserrat Contreras nos da el pronóstico del tiempo en CdMx para este sábado 24 de febrero de 2024.
    • Monserrat Contreras nos da el pronóstico del tiempo en CdMx para este sábado 24 de febrero de 2024.
      • Video
      • media-content

Carlos solamente busca ser maestro de nuevo

La palabra epilepsia le provoca el llanto, porque truncó su vida. Ahora no cuenta con dinero para los medicamentos para su tratamiento. No tiene la manera de valerse porque las personas lo evaden y discriminan. Sabe que así es la naturaleza humana, “

Editorial Telediario Nacional /

Durango.- Hace 29 años despertó en el hospital.  Los doctores lo salvaron tras un accidente en auto que daño el sistema nervioso y ahora sufre convulsiones de manera frecuente. Vive ahora en un lote baldío con una pared hecha de llantas. Su brazo derecho está quemado, igual la pierna.

No se dio cuanta que en el momento de hacer una fogata para mitigar el frío, cayó por uno de los ataques de epilepsia que padece y se repitió la escena del hospital. Su nombre es Carlos Cortez Barrera y sueña con regresar a las aulas.

“11 de abril de 1991, un accidente. Una severa conmoción cerebral, traumatismo craneoencefálico. Más de 30 tomografías axiales. Con contraste y sin él. Igual número de encefalogramas han develado en el lóbulo parental izquierdo, el daño en la corteza cerebral, las cargas de electricidad a los músculos de mi cuerpo”.

No alcanza a cerrar la mano por la hinchazón. Y la otra, la utiliza para sostener su pantalón. Anda por la calle, cuando se aventura con una muleta. El paso es lento, sus piernas no le permiten más. Y también parece que el cansancio lo venciera, pero es más esa tristeza de no poder hacer lo que más de le gusta, que es dar clases.

Su travesía por la ciudad es complicada, porque no cuenta con el dinero para transportase al centro de la ciudad. Lo hace a pie, aunque son aproximadamente 10 kilómetros hasta el lote que habita, cerca del Hospital 450.

La palabra epilepsia le provoca el llanto, porque truncó su vida. Ahora no cuenta con dinero para los medicamentos para su tratamiento. No tiene la manera de valerse porque las personas lo evaden y discriminan. Sabe que así es la naturaleza humana, “como te ven, te tratan”.  No le permiten ni siquiera tomar un café.

 

 

 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon