Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

George H. W. Bush, el presidente de los impuestos en Estados Unidos

La caída del muro de Berlín, la reunificación alemana, la invasión de Panamá, la guerra del Golfo, la disolución de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría fueron algunos de los sucesos a los que se enfrentó George H. W. Bush.

CIUDAD DE MÉXICO.- George Herbert Walker Bush tuvo una trayectoria política trascendente, ya que no sólo la presidencia fue el único cargo importante en el que se desempeñó.

TE RECOMENDAMOS: La cuarta transformación de AMLO arranca con estas acciones

De 1967 a 1971, Bush fue elegido dos veces consecutivas como diputado en la cámara de representantes del congreso de los Estados Unidos. En estos años, apoyó la política del presidente Nixon con respecto a la guerra de Vietnam.

Intentó quedarse en el senado, sin embargo, fue derrotado en campaña, tras esto, el presidente de Estados Unidos en ese entonces, Nixon, lo nombró embajador de las Naciones Unidas, donde sirvió de 1971 a 1973.

Luego de concluir su cargo como embajador, el mismo Nixon ahora lo nombró presidente del Comité Nacional Republicano, donde presidió de 1973 a 1974, fue bajo ese cargo cuando George Bush, en defensa del partido, pidió a Nixon renunciar a su cargo tras los escándalos de Watergate.

Durante 1980, se postuló por primera ocasión a la presidencia, misma que perdió ante Ronald Reagan, fue entonces cuando se convirtió en vicepresidente de Reagan.

Ocho años después, volvió a contender por la presidencia ganando el cargo e iniciando sus funciones en 1989.

Dentro de sus momentos más recordados como presidente, destacan dos: la derrota del ejército iraquí de Saddam Hussein, expulsando sus fuerzas de Kuwait y su compromiso enfático "lee mis labios", cuando afirmó que no habría nuevos impuestos pero terminó aumentándolos para reducir el déficit del gobierno, lo que le costó la presidencia en las elecciones de 1992.

También se le otorgó el premio perfiles de coraje en 2014, por su compromiso presupuestario de 1990 y tras ser elogiado por poner al país encima del partido y de las perspectivas políticas.

JM