user-icon user-icon
  • Clima
    • Mexico City 27ºC 15ºC Min. 30ºC Máx.
    • Afternoon clouds
    • Próximos 5 días
      • Viernes
      • 15º / 32º
      • Afternoon clouds
      • Sábado
      • 16º / 31º
      • Afternoon clouds
      • Domingo
      • 15º / 32º
      • Afternoon clouds
      • Lunes
      • 15º / 31º
      • Afternoon clouds
      • Martes
      • 15º / 30º
      • Afternoon clouds
    • Pronóstico en video Jessica de Luna nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este jueves 23 de mayo de 2024.
    • Jessica de Luna nos da el pronóstico del tiempo en la Ciudad de México para este jueves 23 de mayo de 2024.
      • Video
      • media-content

¿Qué piden las mujeres el 8 de marzo?

Espacios más igualitarios y sin violencia para mujeres, donde no se rija por el orden de dominación masculina: el patriarcado, son algunas de las peticiones.

Zomaira Pimentel Ciudad de México /

La lucha feminista ha tomado un nuevo auge en los últimos años, aunque se trata de una lucha social histórica, sin embargo, con los avances que ganaron las mujeres que lucharon décadas atrás, se puede pensar que ya no hay más qué pedir.

En entrevista para TELEDIARIO, la socióloga Alejandra López explicó lo que buscan lograr las feministas. Espacios más igualitarios y sin violencia para mujeres, donde no se rija por el orden de dominación masculina: el patriarcado.

Feminicidios en México. |  Melanie Torres
arrow-circle-right


“Cuando digo que es un orden social, me refiero a una forma de organización: ciertas prácticas, cierto lenguaje, normas en las instituciones que están atravesadas o que son patriarcales, pero ¿qué significa eso?, que ponen a las mujeres en una condición de absoluta de ventaja. En donde los mejores salarios, las mejores posiciones en el gobierno, las mejores posiciones en la academia son para los hombres”.

Aunque es un orden social que deja en desventaja a las mujeres, resulta complejo cambiar o entenderlo, por lo que la maestra explica que se ha aceptado esta condición porque ya se ha naturalizada y fue parte del proceso de socialización.

“Las mujeres hemos asumido, hemos incorporado esa condición de histórica desventaja y por eso nos parece normal y natural, que nosotras seamos las absolutas encargadas de los trabajos en la casa y que los hombres no haga nada, pero pues si son hombres y que cuando hace ‘Oh, maravilla de hombre”.

El patriarcado, de acuerdo con Alejandra, implica condiciones de dominación sobre las mujeres, en las que han vivido históricamente y que también implica subordinación de “violencia absoluta” desde los espacios más cotidianos como la calle.

“En el hogar, simplemente que tú seas la encargada de hacer todas las actividades, aunque también trabajes en el espacio público, o sea desde esas violencias que parecen más simples hasta las grandes violencias que son el feminicidio y la desaparición”.


El patriarcado al ser un sistema nos dicta el orden, las jerarquías y los roles, por lo que marca ciertos estereotipos que deben seguir las mujeres y también los hombres.

“El estereotipo de las mujeres es la damisela en apuros, habida de que su príncipe azul venga a rescatarla, entonces ver mujeres gritando rabiosas… esa rabia incomoda, porque hemos aprendido que la mujer es la madre casi santificada.

Compañeras que están desnudas (en las marchas) y que tienen el cuerpo rayado o que no se depilan las axilas ni las piernas, eso choca con toda una idea y con todo un aprendizaje social de lo que las mujeres debemos ser: mujeres tranquilas, calladitas, porque así nos vemos más bonitas”.

Además, la también comunicóloga compartió que un ejemplo, en modo síntesis, del patriarcado es el matrimonio, pues asegura, contiene muchas normas patriarcales.

Desde dar el anillo de compromiso, como una sorpresa y no como un acuerdo “entre dos personas en condiciones equitativas”, luego hay que pedir la mano a su padre o alguna figura masculina “como si fuera un objeto”, seguido por la boda, donde la mujer tiene que ir de blanco como muestra de que su cuerpo “es inmaculado, santificado” y que no ha tenido relaciones sexuales, mientras el hombre sí.

“Lo que quiero decir no es que el ritual de matrimonio esté mal o bien. Pongo este ejemplo para decir que el machismo está enraizado en la sociedad y que en muchas ocasiones las prácticas machistas se consideran halagos, entonces, por eso es tan difícil cambiar y por eso irrita, que las feministas cuestionemos esto”.

Alejandra asegura que con “digna rabia” las mujeres salen a las calles a demandar los derechos y el respeto a sus vidas.


ZP

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon