user-icon user-icon
  • Clima
    • Puebla 38ºC 32ºC Min. 43ºC Máx.
    • Rain
    • Próximos 5 días
      • Lunes
      • 31º / 43º
      • Rain
      • Martes
      • 31º / 44º
      • Rain
      • Miércoles
      • 31º / 44º
      • Rain
      • Jueves
      • 30º / 44º
      • Rain
      • Viernes
      • 32º / 44º
      • Rain
    • Pronóstico en video Emily Quiñones nos da el pronóstico del tiempo en Puebla para este viernes 19 de julio de 2024.
    • Emily Quiñones nos da el pronóstico del tiempo en Puebla para este viernes 19 de julio de 2024.
      • Video
      • media-content

Presa de Valsequillo, santuario de aves migratorias en Puebla

La presa de Valsequillo, cuerpo de agua artificial que se ubica al sur de la capital del estado, contribuye al desarrollo económico de la región gracias a que permite actividades agrícolas, turísticas y recreativas; es un espacio de conservación de e

Jaime Zambrano y Rafael González Puebla, Puebla /

Ubicada en la ciudad de Puebla, la presa Manuel Ávila Camacho fue designada, en 2012, como Humedal de Importancia Internacional y Área Natural Protegida de Jurisdicción Estatal “Humedal de Valsequillo”, debido a que se han registrado previamente gran abundancia y diversidad de aves bajo algún estatus de protección, tanto residentes como migratorias.

También conocido como el Parque Estatal Humedal de Valsequillo, este sitio fue reconocido como sitio Ramsar (no. 2027), por ser refugio para miles de aves migratorias. Esto porque cuenta con 16 especies de aves en alguna categoría de protección según la NOM-059-Semarnat-2010.

Además, porque cuenta con al menos 33 especies y subespecies de aves cuasiendémicas, semiendémicas y endémicas de México, y, finalmente, porque se han observado por lo menos 38 especies de aves migratorias.

La Convención de Ramsar, la cual está integrada por los gobiernos de 160 países, nombra sitio Ramsar a todos los humedales con importancia internacional por albergar aves migratorias y ser parte de un corredor biológico esencial para el equilibrio ecológico.

En este territorio de 23 mil hectáreas de superficie, gracias a la presa, la cual fue construida en 1946, se ha formado el cuerpo de agua más grande de Puebla. Comprende el área del lago de Valsequillo, en el que confluyen los ríos Atoyac y Alseseca.

De las 242 especies registradas en el municipio de Puebla, 231 están en el Ramsar Valsequillo, un número que a su vez representa aproximadamente el 40 por ciento de las aves del estado, el cual posee un total de 595 especies.

En Valsequillo se alberga a más de 240 especies de aves, de las cuales el 30 por ciento son migratorias y provienen de Estados Unidos y Canadá.

El número de especies de aves acuáticas observadas en Valsequillo asciende a 60, y a 608 el total de especies de aves en el estado de Puebla.

De acuerdo con una publicación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla(BUAP) entre los meses de octubre y marzo, vienen a este lugar buscando descanso y alimentación.

Entre las especies a observar en ese sitio se encuentran garzas tigre mexicanas, patos arcoíris, ibis blanco, rayador americano y pelícanos, entre otras.

Asimismo, han sido observados el mosquerito del Balsas, una de las especies de aves más extrañas del país. Es pequeña, de unos 15 centímetros, de color gris y de vientre claro. Junto a la matraca del Balsas, hoy amenazada, sobrevuela la superficie de la presa de Valsequillo.

Valsequillo, Puebla | Melanie Torres
Valsequillo, Puebla | Melanie Torres


Resaltar que los humedales son de vital importancia ecológica porque mantienen una elevada biodiversidad. De igual forma contribuyen al mantenimiento de la diversidad biológica y son vitales como zonas de descanso y alimentación para las aves acuáticas migratorias de largo recorrido.

Precisar que los humedales son extensiones de marismas, pantanos y turberas o superficies cubiertas de agua, de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros.

El humedal artificial de Valsequillo, localizado en la cuenca del Alto Balsas al sur del municipio de Puebla, consta de 23 mil 612 hectáreas (ha), de las cuales aproximadamente 2 mil 830 ha están inundadas, lo que lo convierte en el cuerpo de agua más importante del estado.

De las mil 150 especies de aves que se conocen en México, algo más del 50 por ciento, 607, se encuentran en el estado de Puebla, cuya superficie es apenas un dos por ciento de México.

Los tipos de vegetación en los que se localiza una alta diversidad de la avifauna de Puebla incluyen el bosque mesófilo de montaña, la selva perennifolia y los cuerpos de agua permanentes y humedales.

Cabe mencionar que el 20 por ciento de la avifauna del mundo habita en América del Norte y México ocupa el primer lugar con mil 107 especies, que se agrupan en 26 órdenes y 95 familias.

De lamentar que la calidad de las aguas de la citada presa ha sido calificada como “mala” por su alta contaminación y el crecimiento del lirio acuático en gran parte del humedal ha supuesto problemas al aprovechamiento de sus recursos naturales.

Por lo anterior, es posible que se pierda diversidad biológica y que se den cambios en la composición de la avifauna acuática que hace uso de la presa.

Presa de Valsequillo | Melanie Torres
Presa de Valsequillo | Melanie Torres


Valsequillo: impulso a la economía regional, foco de contaminación y espacio de conservación

La presa de Valsequillo, cuerpo de agua artificial que se ubica al sur de la capital del estado, contribuye al desarrollo económico de la región gracias a que permite actividades agrícolas, turísticas y recreativas; es un espacio de conservación de especies; y al mismo tiempo, es un foco de contaminación porque recibe los contaminantes que llegan a través de los ríos Atoyac y Alseseca.

De acuerdo con el análisis “Cuenca hidrológica Alto Atoyac”, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la presa Manuel Ávila Camacho, conocida como Valsequillo, que es un humedal artificial, localizado entre la capital del estado y Tzicatlacoyan, es el cuerpo de agua permanente más grande del estado; y sus afluentes son el río Atoyac y el arroyo Alseseca, ambos con descargas de contaminantes.

“La presa contribuye al crecimiento económico de la región gracias al desarrollo de actividades pesqueras, agrícolas, turísticas y recreativas, además de contar con valores sociales importantes por presentar una larga historia en lo referido a civilizaciones antiguas prehispánicas”, detalla el análisis.

En la presa de Valsequillo y los alrededores, existen problemas medioambientales que se exteriorizan en el interior del humedal, se presenta lirio acuático en un 50 por ciento de la superficie, derivado por la descarga de aguas residuales de tipo industrial y doméstico.

Dentro de la presa de Valsequillo, se presenta vegetación de tular, caracterizada principalmente por estar conformada por plantas acuáticas, arraigadas en el fondo, que constituyen masas densas con hojas largas y angostas que forman prácticamente un solo estrato herbáceo, añade el análisis.

El análisis “Presa Valsequillo. Lo que la sequía representa para la calidad del agua de riego”, realizado por Andrea Arredondo Navarro, Estefanía Martínez Tavera, Deborah Xanat Flores Cervantes, integrante de la comunidad de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) muestra que el objetivo principal de la presa es suministrar agua al Distrito de Riego 030 (DR30) que abarca parte de los valles de Tecamachalco, Tlacotepec y Tehuacán, río abajo del embalse.

A lo largo del año 2020, el distrito de riego de Valsequillo permitió la producción de más de 500 mil toneladas de alimentos, entre ellos, maíz, frijol, alfalfa, sorgo y chile, que representaron una ganancia de 940 millones de pesos para las comunidades que lo conforman.

Para proveer el agua de riego, añade el análisis, cada año se abren las compuertas de la presa en tres ocasiones, siguiendo los ciclos de cultivo: la primera sucede entre marzo y abril, la segunda entre mayo y junio, y la tercera en julio.

La investigación de la Udlap advierte que la presa de Valsequillo se alimenta del segundo río más contaminado del país, el Atoyac, lo que se traduce en un riesgo porque el agua con contaminación concentrada puede tener efecto en la salud de los habitantes, animales y cultivos de la zona. El agua superficial y media con la mejor calidad fue destinada al riesgo y la restante presenta generación de metano, señal de contaminación.

GO 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
  • t-icon