Copal ¿sabes de qué está hecho?  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Copal ¿sabes de qué está hecho?

El Copal es usado por cientos de personas a lo largo del año con diversos fines, sin embargo, ¿sabes de qué está hecho? Aquí te decimos lo que debería de llevar un verdadero copal.

CdMX.- Comúnmente utilizado con fines medicinales, espirituales y en ofrendas, el Copal y su peculiar olor son famosos a lo largo de México. Sin embargo, ¿sabes de qué está hecho? Aquí te contamos su origen y otros usos que se le ha dado a lo largo de la historia.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), explica que el Copal es un resina aromática proveniente de árboles o arbustos del género Bursera, misma que cuenta con 104 diferentes especies, 80 de ellas encontradas en México. Guerrero, Michoacán y Oaxaca son los estados con mayor cantidad de estas especies.

¿QUÉ RESINA ES LA MÁS PRECIADA?

Con tal cantidad de especies, no todo el Copal es de la misma calidad, la resina más preciada se obtiene de la unión de dos árboles: el B. bipinnata (o copal chino) y B. copallifera (o copal ancho). Otra de las variantes más famosas es la del Bursera linanoe, ya que su aceite es muy aromático y preciado para la elaboración de perfumes.

Dependiendo su especie o región, cambia su nombre a copal virgen, santo, tecomaca o almárciga, entre otros. El Copal de piedra y mirra tienen un valor de cercano a 50 pesos el kilogramo, mientras que el blanco alcanza hasta los 350 pesos el kilogramo.

TE RECOMENDAMOS: Hecho en México: La casa de la esfera, Zumpango

¿Cómo se obtiene el Copal?

El material se obtiene cortando el área de la corteza del árbol previamente dañada por las rayas que se le hicieron a las ramas durante el proceso de la extracción.

Otros usos del Copal

Aunque su eficacia médica no está comprobada, hay personas que por tradición preparan té de Copal para combatir la bronquitis. O usado para reumas mediante empaste colocados en la zona afectada. Su uso más común actualmente, es a modo de incienso, ya que varios expertos aseguran que el olor relaja y ayuda a mejorar la concentración.

Cronistas de la época prehispánica como Fray Bernardino de Sahagún destacó que los mexicas lo usaban para sanar el dolor de dientes y la inflamación en los niños. Algunos otros también aseguran que disminuye el dolor de cabeza o la estrangulación del útero.

CGG