“He sacrificado familia, amigos, fiestas, pero ahora todo ha valido la pena”: Kevin Berlín