Hasta hoy me enteré de la detención del asesino de mi hijo, padre de Norberto