Solo 30% de los diputados acudieron a todas las sesiones del Congreso