Pese a la venta ilegal de combustible, la gasolinera de la Cuauhtémoc sigue operando con normalidad