Su hijo lleva dos años desaparecido y sigue buscándolo sin descanso