Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Este hombre transforma la mugre de su camión en obras de arte [FOTOS]

Arnulfo González, un mexicano que trabaja de camionero en Los Ángeles, aprovecha la suciedad de su vehículo para crear obras de arte.

Foto: EFE

ESTADOS UNIDOS.- En los carros sucios donde muchos aprovechan para escribir "Lávame" el mexicano Arnulfo González ve un lienzo en blanco en el que hacer sus particulares obras de arte con la "mugre" que se acumula en el camión que maneja por las carreteras de Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS: Relanzarán 'Avengers: Endgame' con escenas inéditas

Con toallitas mojadas en lejía, hisopos y rociando la puerta trasera de su camión con un popular producto de limpieza general en el hogar, González aparta y elimina la suciedad con trazos precisos.

"De dondequiera se puede hacer arte, hay gente que hace arte de basura, y yo encontré en la mugre como dibujar", dice en entrevista este camionero de 48 años.

El primer retrato gigante que hizo en la puerta trasera de su "troca" de transporte de carga fue en el verano de 2016 y apostó por una mujer, su "musa", que desapareció al lavar el camión semanas después.

Pero pocas semanas después la suciedad volvió a agarrar en su vehículo y comenzó a "pintar" de nuevo, esta vez escenas religiosas, o animales como caballos, cerdos alados o la cabeza de un león que caracteriza estos días a su camión.

También ha rendido especial homenaje a fiestas tan populares en México como Día de Muertos, con catrinas y calaveras, o el Día de la Madre, con una mujer de rasgos indígenas con un bebé en sus brazos.

De todas ellas presume en sus cuentas en las redes sociales bajo el nombre de Artrucking, con el que firma sus obras como si un profesional de la pintura o el marketing se tratara.

Pero nada más lejos de la realidad. González migró de Jalisco (México) a Estados Unidos en 1986 y estudió arte en el colegio comunitario del este de Los Ángeles.

Posteriormente trabajó como profesor de cerámica en "un centro de jóvenes" en Bell Gardens, pero como los camioneros "ganan mejor que un maestro" cambió de profesión en el año 2000.

"Un día, cuando estaba esperando mis órdenes, mi 'troque' (camión) estaba muy sucio y lo empecé a mirar como posibilidad (de ser un lienzo) y comencé a 'rayarle' un poquillo", recuerda González.

"Cuando miré que comenzó a tomar forma le terminé de hacer una carita de una mujer y a la gente empezó a darle curiosidad", rememora.

Y ahora es toda una pequeña sensación en las autopistas de California, donde la gente filma y toma fotos con las cámaras de sus celulares un arte que de lejos parece pintura.

"A mí siempre me ha gustado dibujar, y en las noches, cuando llegaba de mi trabajo, agarraba un libro y empezaba a dibujar y a dibujar", cuenta.

González indica que el libro se le quedaba pequeño y quería pintar en gran formato, y nada mejor que hacer sus dibujos en su propio camión.

Su primera herramienta fue una toalla de papel para limpiar las manos, doblada cual pincel, y sobre la mugrosa puerta trasera aplicó sus conocimientos de arte como esbozar una cuadrícula sobre el retrato de referencia y elevar la escala sobre la superficie de su camión.

"Me gusta que los dibujos tengan tres tonos, para que se mire la profundidad", indica González.

Solo con la suciedad el camión "tenía un tono" grisáceo, por eso para "hacer el color negro" embadurna un pincel con "hollín" y trazas de aceite del tubo de escape del camión y para que se le pegara más rápido "la mugre", el artista pensó en rociar la puerta con "aceite de canola".

La hermana del artista, Margarita González, de 54 años, explica que para ella es sorprendente ver la "alegría" de los niños al pasar al camión en las carreteras y cómo los chicos le "levantan los pulgares" en señal de aprobación.

"Es un orgullo para mí lo que hace mi brother y observar la alegría que provoca la creatividad de lo simple", afirma.

Destaca también su creatividad Cruz Palomares, colega de la empresa de transporte y quien dice que "el carajo tiene talento".

"Un día comenzó a dibujar al boxeador (mexicano Saúl) 'Canelo' Álvarez, pero al delinear el rostro cambió de idea y terminó dibujando el rostro de nuestro señor Jesucristo", recuerda Palomares.

"El Arnulfo es bien humilde, viendo cada nuevo mural le digo: 'Sabes que andas en el trabajo equivocado'", asegura.

González cuenta que el director del periódico Los Angeles Times vio su camión en la carretera y "grabó unos segundos de video de un dibujo, lo puso en su red social y comenzaron a llegarle más fotos y videos tomados por gente" con otras obras del mexicano y que el diario decidió publicar entonces un reportaje sobre él.

JM