Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Refrescos de cola provocan anemia y alzheimer: UNAM

Laura Moreno Altamirano, investigadora del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina, explicó que los refrescos contienen sustancias que la hacen adictiva.

El primer refresco de cola con la intención de que fuera un jarabe que ayudara a la digestión.

ESPECIAL.- Para nadie es un secreto que los refrescos de cola pueden ser causante de enfermedades como la diabetes, caries u obesidad, sin embargo, Laura Moreno Altamirano, investigadora del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, aseguró que también podrían generar anemia, alzheimer y hasta depresión.

TE RECOMENDAMOS: Niños en riesgo de padecer diabetes por consumo de comida chatarra en escuelas

En entrevista para la Gaceta UNAM, la investigadora explicó que la fórmula exacta de su contenido no viene en la etiqueta, y algunas versiones afirman que sólo dos personas conocen la receta.

En 1886 surgió el primer refresco de cola, ideado por el farmacéutico John Stith Pemberton como un jarabe que ayudara a la digestión y aportara energía.

Se elaboraba con la planta de coca, planta endémica de Perú; con cola, traída desde África, y con otras cinco sustancias que no han sido reveladas. Sin embargo, su composición ha ido cambiando y con el paso de los años se le han ido agregando más químicos a la fórmula que son nocivas para la salud.

¿Qué contienen los refrescos de cola?

Hasta ahora, se sabe que la mitad de su contenido es azúcar, cantidad que en condiciones normales un ser humano no puede ingerir porque vomitaría. Por ello, se le agregó ácido fosfórico, sustancia dañina que neutraliza el sabor dulce y hace posible beberla.

La investigadora detalló que el ácido fosfórico provoca desmineralización ósea porque no permite la adecuada absorción del calcio al organismo, debilita los huesos, sobre todo en sus caras internas, provoca disminución de su densidad y promueve las fisuras y fracturas, e incluso, fomenta el desgaste del esmalte de los dientes y favorece las caries.

Además, la combinación de este ácido con azúcar provoca dificultad para absorber el hierro, lo cual podría generar anemia, mayor disposición para contraer infecciones, sobre todo en los niños, ancianos y mujeres embarazadas.

Añadió que el refresco también se ha asociado con la producción de cálculos renales, y es un antioxidante muy potente, por ello se usa en plantas industriales y en casas para limpiar los baños y destapar tuberías.

PGG