Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Redes Sociales: Uso excesivo causa toma de decisiones arriesgadas

Estudio científico demuestra que el abuso genera patrones similares a los que presentan adictos a las drogas.

El comportamiento de quienes dependen psicológicamente de Facebook es similar al de quienes consumen cocaína o metanfetamina. shutterstock

MADRID.- Una nueva investigación de la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos, mostró un vínculo entre el uso de las redes sociales y la toma de decisiones arriesgadas, algo que suele ser común en la adicción a las drogas.

TE RECOMENDAMOS: Pocas horas de sueño ocasionan problemas de salud

La mala toma de decisiones es un rasgo que a menudo se asocia con los drogadictos y los jugadores patológicos; pero, ¿qué pasa con las personas que usan excesivamente las redes sociales? “Alrededor de un tercio de las personas usan redes sociales, y algunas hacen uso excesivo.

Esperamos que nuestros hallazgos motiven a tomar en serio la adicción a ellas”, señala el autor principal del estudio, Dar Meshi. Los hallazgos, publicados en el Journal of Behavior Addictions, son los primeros en examinar la relación entre el uso de los medios sociales y las capacidades de toma de decisiones de riesgo. “La toma de decisiones a menudo se ve comprometida en individuos con trastornos por uso de sustancias.

A veces no aprenden de sus errores y continúan por un camino de resultados negativos”, detalla el científico. Meshi y sus coautores pidieron a 71 participantes que contestaran una encuesta que medía su dependencia psicológica a Facebook, similar a la adicción.

Las preguntas cuestionaron sobre la preocupación de los usuarios con la plataforma, sus sentimientos cuando no pueden usarla, los intentos por dejar de fumar y el impacto que Facebook ha tenido en su trabajo o estudios.

Después, los investigadores hicieron que los participantes completaran la Iowa Gambling Task, un ejercicio que usan los psicólogos para medir la toma de decisiones. Para completar con éxito la tarea, los usuarios identifican patrones de resultados en los mazos de cartas para elegir el mejor mazo posible. Descubrieron que, al final de la tarea con estos juegos de azar, cuanto peor se desempeñaban las personas al elegir entre mazos malos, más excesivo era su uso en las redes sociales.

Cuanto mejor lo hicieron en la tarea, menor uso de redes sociales. Este resultado es similar a los de quienes abusan de opioides, cocaína o metanfetamina, que tienen resultados similares en la Iowa Gambling Task, mostrando así la misma deficiencia en la toma de decisiones.

“Con tanta gente usando redes sociales, es fundamental para nosotros entender su uso. Creo que tienen enormes beneficios, pero también hay un lado oscuro cuando las personas no pueden alejarse de ellas.

Necesitamos entender mejor este impulso para poder determinar si su uso excesivo debe considerarse una adicción", concluye Meshi. Mayor desigualdad Por otro lado, la falta de acceso de gran parte de la población mundial a las nuevas tecnologías las convierte en un reflejo de las desigualdades que existen entre las sociedades, y desecha la idea de que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como remarca la ONU.

Nanjira Sambuli, gerente senior de Políticas de la World Wide Web Foundation, recientemenre publicó un artículo donde analiza el papel de las nuevas tecnologías en el desarrollo económico, político y social de todas las sociedades del mundo. El acceso a Internet y a las nuevas tecnologías (TIC) es prioritario en la mayoría de los países del mundo, y se reconoce que la inversión en el acceso universal a las TIC es necesaria para impulsar el progreso y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), cuyos objetivos incluyen “el acceso universal a las nuevas tecnologías, al menos en los países menos desarrollados, en 2020”.

Según Sambuli, dicho objetivo está aún lejos de cumplirse: en un mundo con 7 mil millones de personas, 3 mil 900 millones no tienen acceso a internet, la mayoría residen en el hemisferio sur, 2 mil millones son mujeres, y nueve de cada diez jóvenes sin acceso a la red viven en África, Asia o en la región del Pacífico.

A mayor edad, más fake news Un estudio publicado en la revista Science, que ha circulado desde hace unos días, afirma que las personas mayores de 65 años comparten hasta siete veces más noticias falsas en Facebook que las generaciones más jóvenes en Estados Unidos.

Los autores sostienen que esto puede deberse a que esta generación carece del nivel de alfabetización digital necesario para determinar la veracidad de las noticias en línea; otro motivo es la pérdida de memoria, pues los científicos explican que “la memoria se deteriora con la edad de una manera que socava particularmente la resistencia a las ‘ilusiones de la verdad’”.

MC