PRD en San Lázaro propone legalizar matrimonio gay   Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

PRD en San Lázaro propone legalizar matrimonio gay

El PRD propuso cambiar el artículo 4 constitucional para establecer que todos tienen el derecho de contraer matrimonio sin discriminación alguna.

El PRD propuso legalizar el matrimonio gay en todo el país. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para dar reconocimiento constitucional al matrimonio entre personas del mismo sexo y homologar las leyes de las 32 entidades federativas en esa materia.

TE RECOMENDAMOS: México buscará resolver aranceles al metal antes de firmar USMCA

La propuesta prevé modificar el artículo 4 de la Constitución Política y establecer expresamente que “toda persona mayor de dieciocho años tiene derecho a contraer matrimonio y no podrá ser discriminada por origen étnico o nacional, género, discapacidades, condición social, condiciones de salud, religión, preferencias sexuales o cualquier otra que atente contra la dignidad humana”.

Al presentar el proyecto desde la tribuna parlamentaria, la diputada Verónica Juárez urgió a discutir y aprobar la reforma constitucional y dejar de tratar a las personas homosexuales como ciudadanos de segunda clase.

“Esta reforma permitirá que las parejas del mismo sexo gocen de igual protección jurídica que las parejas heterosexuales; el seguir negando los derechos que son accesibles a las personas heterosexuales a través del matrimonio implica tratar a toda persona con una preferencia sexual distinta a la heterosexual como ciudadanos y ciudadanas de segunda clase”, puntualizó.

Manifestó, en ese sentido, el rotundo rechazo del PRD al conservadurismo político que pretende llevar a consulta los derechos de todas y de todos.

La iniciativa suscrita por los diputados federales del PRD, encabezados por su coordinador Ricardo Gallardo, subraya que el principio constitucional de igualdad y no discriminación debe ser el punto de partida para eliminar estigmas, prejuicios y negación de derechos en una sociedad cambiante como la nuestra.

“En muchas partes del mundo ser gay, lesbiana, bisexual o transexual no se considera un derecho, sino un crimen, donde la homosexualidad se considera un pecado o una enfermedad, una desviación social o ideológica, o una traición a la propia cultura: en muchos lugares se encarcela a estas personas, se les tortura para obtener confesiones de desviación y se les viola para curarlos de ella”, señala.

JM