Temen tragedia por grietas en Ermita, Iztapalapa Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Temen tragedia por grietas en Ermita, Iztapalapa

Las grietas en el subsuelo podrían convertir a la Unidad Habitacional Ermita Zaragoza, en Iztapalapa, en una zona inhabitable, o eso es lo que temen los vecinos.

CDMX.- Desde el pasado 19 de septiembre, los desperfectos, que aparecieron desde 1985, se agravaron, dejando avenidas destruidas, hundimientos, construcciones inclinadas, grietas y socavones.

Vecinos de la Unidad Habitacional Ermita Zaragoza, en Iztapalapa comentan:

“Fue tremendo porque la grieta está muy pesada, está muy abierta, aquí todas las rejas se hicieron charamuscas”

“Mucho miedo porque inclusive se está bajando se sigue haciendo la grieta, y la verdad todo el tiempo se está moviendo y no sabemos en qué situación está.”

TE RECOMENDAMOS: Reconstrucción, en el abandono: Sheinbaum

Por desconocer cuál es el estado de estas fracturas detalladas en el Atlas Nacional de Riesgos, es lo que hace pedir a los vecinos un estudio para saber en qué condiciones quedó el suelo, y así conocer qué es lo que pudiera pasar con sus viviendas, para muchos lo único que tienen. Brenda Ramírez es una de las afectadas y comenta:

“Aparte de que es muy difícil desprenderte cuando hay gente que tiene aquí viviendo más de 40 años, no se van, el simple hecho de que si te vas el día que tú regreses no hay quien te garantice que va a seguir ahí a donde te van a llevar”

En total, la Unidad Habitacional tiene 5 mil 6 viviendas y según datos de las organizaciones vecinales, al menos un 50 por ciento tienen daños tras el sismo del 19 de septiembre. Esto además de 16 escuelas, que en su totalidad resultaron dañadas.

El estudio es urgente para ellos, ya que continúan presentándose movimientos telúricos en la capital del país. Además, los vecinos comentan que con solo escuchar la alarma entran en pánico, pues no saben qué hacer.

“Cuando suena la alarma sísmica no sabemos si quedarnos adentro o salir a la calle porque igual está dañado en la calle que en la vivienda y la verdad si es una situación de pánico la que vivimos.”

Aunque se han acercado a las autoridades correspondientes, los colonos señalan que no han tenido ninguna respuesta.

ZNR