Hospital General: Familiares de pacientes acampan por parte médico Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Familiares de pacientes del Hospital General acampan al exterior a la espera del parte médico

La familia Rodríguez Bermúdez improviso un campamento el exterior del hospital a la espera del parte médico sobre la salud de su familiar.

Familiares de pacientes del Hospital General acampan en espera del parte médico. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO. – Familiares de pacientes del Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga ubicado en la calle Doctor Pascua en la alcaldía Cuahutémoc, no sólo padecen la preocupación de tener internado a un ser querido, sino, además, la extenuante necesidad de recibir un informe sobre el estado de salud de su familiar, por lo que se han visto en la necesidad de acampar por varios días al exterior del inmueble con carencias e inclemencias incuidas.

TE RECOMENDAMOS: Registran largas filas módulos de pruebas gratuitas de COVID-19 en Iztapalapa

Un caso particular es el de la familia Rodríguez Bermúdez quienes desde el pasado 4 de junio adaptaron un espacio donde vivir al exterior del hospital, en espera de un milagro.

Luis Carlos Rodríguez Bermudez ingreso el pasado 4 de junio al área de urgencias con un obseso hepático en el hígado y su estado de salud desde aquel entonces se reporta como grave.

Familia acampa al exterior del Hospital General de México

Fue entonces que la familia decidió quedarse las 24 horas del día al exterior de este hospital para ahorrar tiempo y dinero en el trayecto de dos horas desde su casa al hospital, por lo que comenzaron a instalar casas de campaña y lonas en un espacio que hoy se ha convertido en su casa itinerante.

A lo largo de 25 días que han permanecido ahí, padeciendo frio, el hambre y dificultades para realizar necesidades fisiológicas; sin embargo, han logrado salir adelante con la esperanza de ver salir caminando a Luis Carlos, quien en todo momento ha estado acompañado al interior del hospital, por su esposa, mientras que afuera, su hijo, su cuñada y su hermano, esperan con fe que pronto las cosas mejoren.

Actualmente, el personal de la Secretaría de Salud no ha buscado un mecanismo para facilitarles la espera, incluso no hay una línea telefónica activada para darles informes médicos, por lo que aseguran que ahí permanecerán el tiempo que sea necesario.

PGG