Ecatepec. Localizan sin vida a madre e hija desaparecidas desde mayo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Localizan a madre e hija sin vida; habían sido reportadas como desaparecidas desde mayo en Ecatepec

Ana María Sierra, de 36 años, y su hija Estrella Isabel, de ocho años, fueron sustraídas de su propia casa, en Valle de Aragón Tercera Sección, en Ecatepec.

. Localizan sin vida a madre e hija desaparecidas desde mayo en Ecatepec.Foto: Especial

ESTADO DE MÉXICO. – Ana María Sierra, de 36 años de edad, y su hija Estrella Isabel, de ocho años, quienes estaban desaparecidas desde mayo en el municipio de Ecatepec, Estado de México, fueron encontradas sin vida, confirmó su familia.

TE RECOMENDAMOS: Automovilistas dan el Grito de Independencia en el “torito” de Ecatepec

De acuerdo con una publicación de MILENIO, la mujer, quien era profesora de inglés, y su hija Estrella, fueron sustraídas de su propia casa, en Valle de Aragón Tercera Sección, en Ecatepec.

Desde el 17 de mayo, sus familiares y amigos señalan a Roberto ‘N’, conocido de la mujer, como presunto responsable.

Un día antes de su desaparición, Anita, como le llaman cariñosamente familiares y amigos, fue vacunada contra el covid-19. Por la noche le dijo a su papá que se sentía mal “y que la iba a ver un tal Roberto y que iban a cenar”.

Cuando la maestra no se presentó a dar clases la mañana del 18 de mayo, sus compañeros pensaron que había tenido alguna reacción a la vacuna.

Ese día, tras varios intentos fallidos de comunicarse con su hija, el señor Jorge Sierra fue a la casa de Ana, pero no estaba; al entrar encontró desorden y que faltaba objetos: “habían extraído la camioneta y se llevaron a mi hija, las computadoras y el colchón; faltan muchas cosas de ella”, narra.

Todo el día estuve marcándole y no me contestó. Llegué a la casa y le pregunté a mi esposa si Anita se había comunicado. Me dijo que no y decidimos ir a buscarla a la casa. Entré y me doy cuenta de que no está, no hay pantallas, laptops, y dije ‘está desmayada o la tienen amarrada’. Subí y no encontré nada, ni a ellas ni un colchón y se me hizo extraño
Mi hija y yo nos hablábamos unas 20 o 30 veces al día. Platicamos lo de la vacuna y hoy cada día que pasa para mí es una piedra, es un tormento
, dijo el señor Jorge en entrevista con MILENIO el 12 de junio

Uno de los vecinos recuerda que ese martes, alrededor de las 6:00 horas, vio salir de la calle la camioneta de Ana, una Voyaguer blanca modelo 2001, con placas 777 SWP, con un colchón en el toldo, lo que llamó su atención.

Para los amigos y la familia de la maestra, había un sospechoso de la desaparición de Ana y su hija Estrella: se trata de Roberto 'N', un hombre de entre 36 y 37 años, quien, de acuerdo con testimonios, se ostentaba como funcionario de la Policía Federal y fue compañero de Ana en la secundaria.

Roberto 'N', sospechoso de la desaparición de Ana y la pequeña Estrella.

El señor Jorge comentó a este medio que Ana y Roberto fueron compañeros de la secundaria y se habrían reencontrado por Facebook y que la relación que mantenían “era de chats y tenían contacto”.

Una amiga de la profesora, quien pidió el anonimato, dijo que Roberto 'N' fue la última persona con quien tuvo contacto Ana, ya que le había llevado comida y la cuidaría tras haberse aplicado la vacuna contra covid-19.

En la exigencia de justicia, sus familiares y amigos protestaron el 10 de junio en la venida Central, a la altura del Metro Río de los Remedios, para exigir la atención de las autoridades.

PGG