Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Presidente de Interpol es interrogado en China, reporta diario

El diario South China Morning Post reportó que Meng Hongwei fue detenido al llegar al país asiático para ser interrogado por una investigación en su contra.

Luego de que se reporto su desaparición, un diario chino reportó que Meng Hongwei fue detenido para ser interrogado en China. (AFP)

CHINA.- El presidente de Interpol, el chino Meng Hongwei, cuya familia ha denunciado su desaparición después de que viajara a China el 29 de septiembre, está "bajo investigación" en este país, publicó el diario independiente South China Morning Post.

TE RECOMENDAMOS: China y EU se imponen más aranceles

Según una fuente no identificada a la que citó este periódico hongkonés, Meng está siendo investigado en China, aunque "no está clara" la razón ni el lugar en el que se encuentra presuntamente retenido.

Se lo llevaron" las autoridades de disciplina del Partido Comunista para ser interrogado "tan pronto como aterrizó en China" la semana pasada, publicó este diario.

La policía francesa abrió una investigación tras su desaparición, después de que el pasado 29 de septiembre viajara desde Lyon, sede de la organización policial internacional, y de que, según la radio "Europe 1", su esposa acudiera a la policía al no saber nada de él desde su partida.

Fue tras interrogar a la esposa cuando las autoridades decidieron iniciar una investigación por desaparición inquietante. Interpol reconoció que está al tanto de las informaciones sobre la presunta desaparición de Meng y que es un asunto que concierne "tanto a las autoridades francesas como a las chinas", según este diario.

Meng, de 64 años, era vicesecretario de seguridad chino cuando fue elegido al frente de Interpol en noviembre de 2016, en sustitución de la francesa Mireille Ballestrazzi, para un mandato de cuatro años.

​Considerado un peso pesado del Partido Comunista Chino, su nombramiento creó gran malestar entre las organizaciones defensoras de los derechos humanos, que consideran que Beijing se sirve de Interpol para perseguir a opositores al régimen.

PGG