Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Ochoa y Placide, porteros en busca de revancha

Johnny Placide y Guillermo Ochoa estuvieron aquella fatídica noche en Carson donde el Tri quedó eliminado de los Juegos Olímpicos de Beijing.

Reuters/Mexsport

CIUDAD DE MÉXICO.- Cada que las selecciones de futbol de México y Haití se enfrentan en cualquier circunstancia, es imposible no recordar la fatídica noche en la que el Tri quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Pese a que en el duelo celebrado el 16 de marzo del 2008, la selección entonces dirigida por Hugo Sánchez goleó a los haitianos 5-1, el resultado no fue suficiente para lograr el boleto a los juegos de verano, en gran medida, por las fallas que los tricolores tuvieron frente al arco.

Desde ese entonces, han pasado otras dos justas olímpicas y 11 años, en donde ambos planteles (Sub-23) cambiaron por completo, pues muy pocos jugadores lograron trascender en sus carreras y por consecuencia, sus llamados a selección disminuyeron o desaparecieron.

En aquella noche de Carson, 17 futbolistas vieron acción sobre el terreno de juego, de los cuales, únicamente los porteros, Guillermo Ochoa y Johnny Placide, se verán las caras nuevamente en las Semifinales de la Copa Oro 2019.

En 2008, Placide era guardameta del Le Havre AC de la Ligue 2 de Francia, club con el que se coronó en dicho año y en el cual permanecería hasta el 2011, su carrera continuó en el Stade de Remis, EA Guingamp y el Oldham Athletic de Inglaterra; actualmente no tiene equipo.

Placide fue una auténtica pesadilla para los delanteros del Tri en 2008, quien a pesar de recibir cinco anotaciones, atajó al menos tres balones con etiqueta de gol, incluyendo un penal.

El caso de Guillermo Ochoa es distinto. Hace 11 años, el portero del Standard de Lieja era figura del América, club al que dejó para competir con el Ajaccio en Francia y posteriormente emigrar a España, donde no tuvo tanta fortuna con el Málaga y el Granada. ​

MC