Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Argentina corta racha invicta del 'Tata' Martino y golea a México

Con triplete de Lautaro Martínez, la Albiceleste venció 4-0 al Tri en duelo amistoso.

FOTO: Mexsport | México terminó con su racha invicta bajo la dirección de Gerardo Martino al caer ante Argentina.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los once partidos sin derrota que tenía la selección mexicana de la mano de Gerardo Martino terminaron con una goleada de 4-0 ante Argentina. Y entonces, a la mente de muchos, llega aquella frase del Tata en la que mencionó que el Tricolor es un equipo de segundo nivel. Sí, así se vio.

TE RECOMENDAMOS: Guillermo Ochoa es un súper portero: dice Jorge Campos

El marcador en el primer tiempo no reflejó fielmente lo que sucedió en el terreno de juego. Argentina no era tan superior al Tricolor cuando inició su goleada, como para meterle cuatro tantos en esos 45 minutos.

Eso sí, conforme pasaron los minutos y los goles, México desapareció, el rival se fortaleció y entonces llegó la debacle.

Fueron increíbles las desatenciones de la zaga azteca. Ni Carlos Salcedo ni Néstor Araujo lograron contener a Lautaro Martínez cuando los retó. No se ven en buen nivel, estuvieron desatentos, no marcaron, se confiaron y los superaron. Claro que, después del cuarto gol, México ya no existió.

México y Argentina buscaron la bola desde el principio, ambos se repartían el dominio en los primeros instantes, aunque sin llegadas claras al área contraria.

No se veía qué equipo pudiera abrir el marcador, hasta que al minuto 16, Néstor Araujo perdió el esférico ante la presión de Lautaro Martínez, quien dejó atrás a Carlos Salcedo, se enfiló a la portería ante la inoperancia del resto de la defensa mexicana, y luego mandó un tiro raso que no logró detener Guillermo Ochoa.

Seis minutos después llegó el segundo tanto de la Albiceleste. De nueva cuenta Martínez venció a Ochoa. De nueva cuenta la zaga mexicana se evidenció.

Fue entonces que el conjunto azteca trató de irse al frente. Lamentablemente para su causa, no logró romper la defensa albiceleste, que cada vez que se acercaban a su terreno, cerraban bien las líneas y no permitían que pasara la bola. De medio campo para adelante tampoco hubo creatividad ni fuerza para hacer algo más.

Y para colmo, al 32, Salcedo metió la mano en un intento de Lautaro de mandar el balón al área. Leandro Paredes fui quien acertó en el cobro desde los once pasos. Ochoa estuvo a punto de parar el esférico al tenderse por debajo a su derecha, pero no fue suficiente el esfuerzo.

Al 38', de nueva cuenta se evidenció el despiste, primero de Edson Álvarez y luego de la defensa. Araujo intentó sacar un balón de su parcela, pero la presión de Martínez surtió efecto, y se quedó, de nueva cuenta, de frente al marco, y concretó el cuarto tanto para los suyos.

Para la segunda mitad, el Tricolor tuvo chispazos. Quiso tomar la bola, salir con el balón controlado, pero en la parte ofensiva no lograban articular una buena llegada. Si bien el Tecatito Corona lo intentó, su habilidad no fue suficiente para romper la defensa sudamericana.

Ya en los últimos suspiros del choque, no se marcó una falta en el área sobre Hirving Lozano. Un penal a favor del cuadro azteca que pudo cambiar el rumbo del duelo, tal como sucedió en el primer tiempo con una mano de los argentinos.

Así se fueron consumiendo los minutos, y al final, el duelo terminó con los únicos cuatro tantos del primer tiempo, quizá, lo mejor que le pudo pasar al Tri, pues varios mexicanos pensaron en una goleada mayor, algo similar a los siete tantos que le metió Chile en la Copa América Centenario de 2016. Pero no, no hubo más.

PGG