Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Capitanes de la CDMX estarán en la NBA G-League

La G-League es la Liga de Desarrollo de la NBA y la sede será el Gimnasio Juan de la Barrera de la CDMX.

Foto: Rodrigo Rocha | Capitanes de la CDMX estarán en la NBA G-League

CIUDAD DE MÉXICO.- Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez encabezan el perfil latino que tendría Capitanes de la Ciudad de México en su participación en la G-League, liga de desarrollo, de la Asociación Nacional de Baloncesto, dijo Gilberto Hernández.

TE RECOMENDAMOS: Monterrey presenta uniforme alternativo para el Clausura 2020

El copropietario de la quinteta capitalina compartió a los reporteros que están en la conclusión de la mejor idea en la formación del equipo para la G-League, pero el mayor enfoque es que sea latino para generar una rivalidad con los conjuntos estadounidenses.

Han sido tres años increíbles de existencia del equipo, los aficionados han respondido muy bien, hay una identificación muy padre con la población de la ciudad y creemos que podemos seguir creciendo y sabemos que nuestros seguidores se merece un nivel de basquetbol que quizá todavía no tenemos en la urbe.
Gilberto Hernández, copropietario de Capitanes de la CDMX.

Comentó que en los playoffs se quedan los aficionados fuera del Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera y eso pesa mucho para directiva, porque quiere que las personas tengan un lugar en las gradas.

Luego indicó que la idea es que se forme un equipo con tricolores y más latinos, que se genere una rivalidad entre el equipo mexicano y los estadunidenses. “Estamos en una etapa de construcción de la quinteta”.

Sin afirmar un pleno interés hacia Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, dijo que ambos encabezarían ese equipo con perfil latino, además de aprovechar el talento de otros basquetbolistas mexicanos.

Aseguró que esta integración de Capitanes a la G-League va potencializar el basquetbol en México con una gigantesca área de oportunidad para el baloncesto y el deporte en general, tanto en la duela como en la oficina, porque a veces “nuestros directivos no son lo suficientemente profesionales”.

PGG