Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

El Cruz Azul vs América se cotiza muy alto

Con sus debidas proporciones, el aumento en los precios para el partido entre la Máquina y las Águilas es mayor que el del clásico español entre Barcelona y Real Madrid, o el derbi de Milán en la Serie A del futbol italiano

El Cruz Azul vs América se cotiza muy alto Con sus debidas proporciones, el aumento en los precios para el partido entre la Máquina y las Águilas es mayor que el del clásico español entre Barcelona y Real Madrid, o el derbi de Milán en la Serie A del fut

CIUDAD DE MÉXICO.- Es cierto que cuando se acerca un partido de alta demanda los clubes aprovechan para incrementar los precios de sus localidades y así obtener un poco más de ganancia. Es válido y en todas las Ligas del mundo se hace.

TE RECOMENDAMOS: Verstappen, protagonista del primer día

Sin embargo, hay aumentos que llaman mucho la atención, por la cantidad que se llega a elevar. Ese es el caso del Cruz Azul-América, pues la directiva de La Máquina decidió aumentar cuatro veces el precio de la entrada en la zona general, o lo que es lo mismo, un 400 por ciento del valor que había manejado en toda la temporada.

Por ejemplo, en el juego de la Jornada 12 contra Monterrey, Cruz Azul cobró la entrada más barata en 100 pesos, mientras que la más cercana a la cancha en 330; las zonas premier –que incluyen alimentos y bebidas, en 730.

Ahora, frente al América, en el llamado clásico joven, los precios se elevaron considerablemente, pues la localidad más barata cuesta 400 pesos en planta alta, en tanto que en las plateas (zona baja) están en 750; en la zona premier, los asientos más costosos salen en mil 130 pesos.

Es decir, el boleto más económico le costará al aficionado 300 pesos más que en un partido normal –por así decirlo–, mientras que la mejor entrada estará 400 pesos más caro.

EL CLÁSICO MÁS CARO

Incluso, los precios para el Cruz Azul-América superan los que se lanzaron para el Clásico Nacional entre América y Chivas, que se jugó en la Jornada 11, el pasado 30 de septiembre, también en el Estadio Azteca. En esa ocasión, el boleto más barato para ver este enfrentamiento se vendió en 250 pesos, el de las secciones de abajo en 850, aunque en la zona premier sí fue más caro, pues se ofreció en mil 400 pesos.

Hay que señalar que América lanzó promoción para este compromiso, pues con estos mismos precios los aficionados azulcremas podían asistir antes al partido de Copa MX, entre las Águilas y Juárez FC de octavos de final. También los precios del llamado clásico joven están por arriba de otros compromisos de esta índole.

Por ejemplo, el clásico tapatío entre Atlas y Chivas que se jugó en la Jornada 7, el 24 de agosto, tuvo un rango de los 250 a los 650 pesos; ya en las llamadas zonas VIP, se vendieron entradas de mil 380 a los 2 mil pesos. Para el clásico regiomontano no hubo venta al público, pues por segundo torneo consecutivo, Tigres tiene todo su estadio abonado. Aunque en la Liguilla en la que tanto los felinos como los Rayados llegaron a la final (Apertura 2017), el boleto más barato osciló entre los 400 y 500 pesos en ambos escenarios.

COMO EN LAS MEJORES LIGAS

Haciendo un ejercicio del incremento que hay en partidos denominados clásicos en otras Ligas del mundo, se aprecia que el Cruz Azul-América tuvo el mayor aumento si se toma en cuenta lo que vale ir a un partido de convocatoria normal.

Ya se señaló que La Máquina multiplicó por cuatro el valor de las entradas para el compromiso de mañana en las zonas más económicas; ahora, por ejemplo, en el clásico español que se jugará también este fin de semana entre Barcelona y Real Madrid también hubo un aumento significativo, pero no llegó al 400 por ciento como en el caso mexicano.

Un juego normal del Barcelona en el Camp Nou, por ejemplo, contra el Betis, sale en 49 euros la entrada más barata y 169 la más cara; ante el conjunto merengue saldrá en 179 el ticket más económico y en 499 el más costoso. Aquí hay un incremento de 3.65 veces el valor ordinario.

El siguiente caso fue el del Inter de Milán contra AC Milán; en un juego normal del Inter –ante el Genoa–, la entrada sale en 20 euros, pero para el duelo ante el rival de la ciudad subió a 75 (3.75 veces de incremento).

Otro buen ejemplo es lo que sucede en Argentina con el Clásico River Plate-Boca Juniors, donde casi no se ponen las entradas a la venta, pues la mayor parte de ambos estadios, el Monumental y la Bombonera, ya están vendidos con sus abonados.

Pero cuando se disputó la Supercopa de Argentina en sede alterna a mediados de este año, el boleto más barato costó 800 pesos argentinos, casi el doble de los 430 que cuesta ir a ver al River en su estadio.

Sin embargo, en el país sudamericano hubo mucha controversia en el último clásico que disputaron ambos equipos en la Bombonera, pues al no haber venta al público, las localidades que llegaron a la reventa se llegaron a cotizar en 8 mil pesos las más baratas, por lo que se ha hablado que este tipo de encuentros ya escapa del alcance del aficionado común.

UNA COSTOSA INVERSIÓN Y

es que los aumentos van directamente a la economía de los aficionados. Siguiendo con los ejemplos anteriores, vemos que en el caso del aficionado cruzazulino o americanista que decida ir este sábado al Estadio Azteca, tendrá que invertir 4.52 salarios mínimos –en nuestro país está en 88.36 pesos– para comprar la localidad más barata, cuando habitualmente gasta 1.13 en promedio.

Aunque en el caso de España, el seguidor debe gastar más en comparación a lo que gana. Por ejemplo, el clásico español le saldrá en 6.25 salarios, considerando que en el país ibérico al día una persona gana 28.61 euros.

En Argentina el aficionado de River o Boca tendrán que invertir 2.52 veces su salario, el cual es en este momento de 316.66 pesos; habitualmente le cuesta 1.35 lo que gana al día. Por último, en Italia, gracias a la economía tan estable que maneja, ir a un partido equivale a gastar 0.36 de salario (el cual está en 54.73 al día) y para el clásico de Milán, apenas se incrementa en 1.3.

Eso sí, esto no lo ha librado de las protestas ante la subida de precios en este tipo de compromisos. En fin, este sábado, más allá del aspecto económico, Cruz Azul tratará de firmar una buena entrada, tal como ha sido la costumbre en este regreso al Estadio Azteca y recuperar el liderato general que hace una semana perdió a manos del América.

MC