Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Billy Álvarez, apenado con la situación de Cruz Azul

El presidente de La Máquina declaró que la presentación de Robert Siboldi como nuevo entrenador del club generó una serie de "distracciones"

Foto: Mexsport | Billy Álvarez, presidente de Cruz Azul.

CIUDAD DE MÉXICO. - Billy Álvarez se siente apenado con Cruz Azul. El presidente de La Máquina declaró que la situación que se vive en el equipo no le causa vergüenza, aunque está consciente del sentimiento que se ha generado en la afición celeste.

TE RECOMENDAMOS: Diablos Rojos confía en llegar al séptimo juego ante Tigres de Quintana Roo

Luego de las molestias que causó la situación de Cruz Azul tras la presentación de Robert Siboldi como nuevo director técnico y la salida de Ricardo Peláez como director deportivo, Billy Álvarez señaló que le "apena" lo ocurrido pensando en la afición, jugadores y trabajadores.

"No es vergüenza, de parte del presidente es que me apena lo que sucedió, me apena por nuestra gente, nuestros seguidores pero también por la institución. Nunca hay que dejar de ser un equipo competitivo", declaró el presidente de Cruz Azul en entrevista con TUDN.

Foto: Mexsport | Billy Álvarez, presidente de Cruz Azul.

Asimismo, señaló que la presentación de Siboldi el pasado viernes se prestó a muchas "distracciones" para la afición de Cruz Azul, sin embargo, son problemas que se deberán "manejar de manera interna".

Álvarez señaló que la "vergüenza" que se le asocia al Cruz Azul no se debe a perder un partido porque esas son cosas que pasan en el futbol pero destacó que La Máquina siempre debe ser un equipo competitivo y señaló que lo que necesitan para lo que resta del torneo es que "los jugadores asimilen el sistema de juego que él (Robert Siboldi) ha planeado, para que lo dominen. El entrenador es quien pone la alineación, pero pediría que fuera un equipo competitivo".

Por su parte, declaró que la permanencia de un director técnico en el banquillo de Cruz Azul no depende solo de los resultados, sino también del ambiente entre el equipo.

"La paciencia al director técnico depende de que tenga una buena comunicación con el plantel y que los jugadores estén a gusto trabajando con él", puntuó.

Finalmente, en cuanto al director deportivo del equipo, Billy Álvarez mencionó que en esta semana se deberá aclarar esa situación y, cuestionado sobre el posible regreso de Peláez, apuntó que mantiene una gran comunicación con él pero que "nadie puede estar a la fuerza".

NH