Sabado, 22 Nov 2014
22°
Monterrey
Pronóstico
5 días
Sábado 22 de Nov
26° - 12°
max
min
Domingo 23 de Nov
27° - 12°
max
min
Lunes 24 de Nov
20° - 8°
max
min
Martes 25 de Nov
19° - 6°
max
min
Miércoles 26 de Nov
20° - 7°
max
min
25 de Diciembre del 2012 a las 11:35
La leña gana terreno al gas entre consumidores

Al menos 21 millones de mexicanos en zonas rurales y 4.5 en ciudades utilizan biomasa para cocinar o trabajar; empresarios del ramo se quejan de la política oficial de precios.

Foto: Archivo

México • En México la leña como energético sigue siendo el principal competidor del gas LP, derivado de los altos precios que registra este combustible, así como por el bajo poder adquisitivo de los consumidores en las zonas rurales del país, donde los usuarios buscan alternativas mucho más accesibles a su economía.

Representantes de los distribuidores de gas en México coinciden en que esta tendencia se incrementó de manera significativa en los últimos años, pues al menos 34 por ciento de los usuarios de energía doméstica usan la biomasa para producir calor, cocinar o incluso trabajar.

Aseguraron que aun cuando la administración pasada incentivó el uso de gas natural, este combustible no ha tenido el impacto significativo que se esperaba, pues no ha sido posible hacerlo llegar a todos los usuarios, por lo que no es una competencia comercial para el LP.

Víctor Figueroa, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas (Adigas), afirmó que hasta hace cinco años el consumo de la leña representaba 28 por ciento de los usuarios domésticos en el país, sin embargo, actualmente esta cifra alcanzó 34 por ciento.

“Es algo sorprendente para todo mundo el hecho de que la leña siga incrementando su participación en la plantilla energética nacional”, aseguró.

El dirigente explicó que la política de precios que ha implementado el gobierno federal desde hace dos sexenios ha provocado que para los distribuidores quede un margen de utilidad relativamente pequeño, lo que hace poco rentable tratar de expandir la comercialización del gas LP hacia las zonas más apartadas del país.

Esta situación obliga a los lugareños a buscar otras alternativas de combustible, a fin de satisfacer sus necesidades básicas. “Antes podíamos recorrer hasta 300 kilómetros de distancia para vender gas LP, ahora solo alcanzamos un radio de 90 kilómetros”, precisó.

El dirigente de la Adigas explicó que otro elemento desfavorable es la reducción del poder adquisitivo de la población, resultado de la turbulencia económica que se ha presentado en los últimos años.

Eso explica en parte por qué los consumidores han buscado moderar el uso del gas LP y complementan sus necesidades con otro tipo de combustibles, por lo que no se descarta que en los siguientes años se incremente aún más el margen del uso de la leña, precisó.

Octavio Pérez, director general de la Asociación Mexicana de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas), dijo que el consumo de biomasa como energético está ligado a diversas enfermedades como la tuberculosis, cataratas, así como importantes afecciones respiratorias.

Insistió que en México existen por lo menos 21 millones de pobladores rurales y 4.5 millones de urbanos que usan la leña de manera constante.

El directivo explicó que el aumento en el precio internacional del gas LP conllevó a un incremento en el costo de importación y a la negativa del gobierno de liberar los precios ante el temor de que se dieran alzas desproporcionadas en perjuicio del público consumidor.

“La política que decretó el congelamiento de las tarifas asignadas a los distribuidores privados derivó en la reducción de las zonas de cobertura, por los altos costos de distribución”, por lo que una parte de la población rural y de zonas marginadas actualmente no tienen acceso a la red del LP.

Los directivos insistieron en que la meta actual tiene que ver con que los usuarios que hoy usan leña logren tener acceso a combustibles convencionales y con ello revertir la tendencia creciente del consumo de biomasa.

Francisco Hernández, presidente de ADG Asociación de Distribuidores de Gas, destacó que en el país falta inversión en el desarrollo de infraestructura para distribuir otros combustibles como el gas natural, pues no es rentable llevar un sistema costoso de ductos a las localidades más remotas del país, lo cual explica por qué las empresas de este sector han tenido problemas con la Comisión Reguladora de Energía por no ejercer los capitales a los que se comprometieron cuando llegaron a operar al país.

Claves

Otros datos

Estadísticas del sector revelan que en los últimos 15 años el precio del gas LP se incrementó 488 por ciento, al pasar de 1.7 pesos por kilogramo en 1997 a 10 pesos en 2012.

En el pasado los camiones repartidores de gas LP alcanzaban a recorrer hasta 300 kilómetros de caminos difíciles; sin embargo, los bajos márgenes de utilidad que provocó el congelamiento de las tarifas modificó el radio de las rutas que ahora es de solo 90 kilómetros.

El sector distribuidor de este combustible calcula que en el mercado doméstico hay alrededor de 21 millones de pobladores rurales y 4.5 millones de urbanos que consumen leña en lugar de gas.

•••

DESPLAZA LA LEÑA AL GAS 34% de los usuarios domésticos en el país utiliza la leña como combustible para realizar algunas labores como cocinar o trabajar.

Nallely González 

Minuto a minuto
Ver más
Telediario en las Redes
Twitter
Facebook